Tráfico ordena a la Policía Local de Salamanca multar velocidad, alcohol o drogas en patinetes como si fueran coches
Cyl dots mini

Tráfico ordena a la Policía Local de Salamanca multar velocidad, alcohol o drogas en patinetes como si fueran coches

Un usuario de patinete, circulando por la Plaza Mayor. Foto: A. Santana

El Fiscal manda una orden a las policías urbanas para empezar a aplicar a vehículos de movilidad personal los criterios de los delitos contra la seguridad vial.

Salamanca está en pleno trámite de su nueva ordenanza para los patinetes, pero antes de terminar de aprobarla tendrá que asumir, desde ya, una nueva orden: ponerse duros con los vehículos de movilidad personal y también con las bicicletas. La orden es directa de la Fiscalía para las Policías Locales e incluye retirar de la calle vehículos que cometan infracciones como ir bebidos o bajo los efectos del alcohol y multarlos con la misma dureza que a vehículos convencionales como turismos o ciclomotores.

 

La orden la ha anunciado este lunes el Fiscal especial de Seguridad Vial, Bartolomé Vargas, que se ha referido en concreto a las infracciones recogidas en el Código Penal por ir al volante bebidos o drogados. En concreto, y a partir de ahora, las conducciones que los usuarios de vehículos de movildiad personal realicen bajo la influencia del alcohol o drogas, con exceso de velocidad punible o temeridad manifiesta "les convierten en autores de los delitos 379 y siguientes" del Código Penal, según ha detallado el Fiscal. Estos son los dedicados a las infracciones de tipo penal a las normas de circulación.

 

Según ha precisado el Fiscal de Seguridad Vial, ha decidido enviar una Instrucción a los fiscales delegados de Seguridad Vial y a todas las policías urbanas del país, con la finalidad de incluir en el Código Penal a los "falsos" vehículos de movilidad personas, que son "auténticos ciclomotores". De este modo, Tráfico se va a poner duro con los patinetes. Es decir, apunta Vargas a aquellos patinetes y artefactos que incumplen la normativa; de hecho, la DGT ya plantea exigir un certificado de fabricante a modo de documentación de estos vehículos.

 

En concreto, el Fiscal ha pedido a los agentes de Policía Local que "supervisen y ejerciten sus facultades de vigilancia con mayor rigor", particularmente, las de inmovilización, retirada y depósito de bicicletas y VMP cuando generen riesgo en la circulación y "que no esperen a que se produzca el resultado lesivo". Esta orden se suma a las nuevas normas para circular en patinete.

 

Esto supone empezar a tratar con dureza a los vehículos de movilidad personal, en especial los patinentes, cada vez más numerosos en las calles. A diario se ven en la ciudad ejemplos de circulación irregular: así se circula en patinete por Salamanca. Lo más habitual, circular sobre aceras o en calles peatonales, hacerlo con auriculares o consultando el móvil, pasar de la calzada a la acera, los excesos de velocidad o conducir bebido.

 

Estas dos últimas cuestiones entrañan las posibles sanciones de carácter penal. Desde hace años, las infracciones más graves a los límites de velocidad o los máximos de alcohol o drogas en conducción están tipificadas como delitos penales. 

 

Las mismas multas

La nueva instrucción viene a sumarse a la nueva regulación estatal de los patinetes, en la que se basa la ordenanza municipal que afectará a Salamanca y a su alfoz en algunas materias.  La DGT ya confirmó en su orden sobre los patinetes que habrá multas por circular por aceras, ir bebido o hablando por el móvil, incluso usando los habituales auriculares 'manos libres'. Es decir, por las mismas infracciones que otros vehículos. Son de entre 100 y mil euros, pero Salamanca desarrollará también las sanciones.

 

Como ejemplos, un conductor de un patinete podría ser sancionado con multas entre 500 y 1.000 euros por conducir bajo los efectos del alcohol200 euros por hacer uso del móvil o de cualquier otro sistema de comunicación y conducir utilizando casos o auriculares; 100 euros por circular por aceras y zonas peatonales; 100 euros por ir más de una persona; 200 si la ordenanza municipal llega a recoger la obligatoriedad del casco y la Policía sorprende a un usuario sin llevarlo; 200 euros por circular sin la iluminacion adecuada.

 

En cuanto a los excesos de velocidad, no pueden superar los 25 km/h allí donde tengan autorizado circular: a más velocidad ya pueden ser sorprendidos por los radares de la ciudad, que han sido recalibrados para ajustarse al nuevo límite 30 generalizado.