Tráfico le retira el carné a más salmantinos durante el año de la pandemia: por qué 131 lo perdieron en 2020
Cyl dots mini

Tráfico le retira el carné a más salmantinos durante el año de la pandemia: por qué 131 lo perdieron en 2020

Un agente de la Guardia Civil le da el alto al conductor de un vehículo durante un control de movilidad en una autopista

La merma de circulación no ha tenido su reflejo en la pérdida de carnés de conducir: a 128 se les retiró por quedarse sin puntos y otros tres lo perdieron por infracciones graves.

El estado de alarma, el confinamiento y las diferentes restricciones han reducido de manera notable la circulación en las carretera de Salamanca y eso se ha notado. En algunos momentos ha bajado hasta el 80% y aunque se ha recuperado en algunas fases, ha sido menor durante 2020 de lo que era habitual. Sin embargo, los salmantinos han seguido perdiendo el carné de conducir y más que en 2019.

 

La excepcional circunstancia ha cambiado algunas cosas y se ha notado en las multas. El confinamiento ha disparado las multas de tráfico por no llevar ITV mientras las de alcohol, drogas o cinturón, más relacionadas con la conducción, se desploman. Por contra, las multas de radares móviles han subido, aunque tiene una explicación técnica: el radar más 'multón' estuvo averiado en 2019. En total, 6.000 multas más en todas las materias de tráfico a pesar de estar meses sin salir a la carretera.

 

En todo caso, sorprende el elevado número de salmantinos a los que se les retiró el carné de conducir. En total, fueron 131, más que durante el año 2019, cuando fueron 129, a pesar de la importante merma de tráfico. El detalle de las retiradas tiene parte de la explicación. El año pasado 128 conductores se quedaron sin carné porque agotaron su saldo de puntos mientras el 2019 fueron menos, 121. Y tres lo perdieron por orden judicial por los ocho de 2019. Por cierto, la inmensa mayoría en ambos casos son hombres: sólo diez mujeres eran titulares de los 131 carnés retirados.

 

La pista sobre el aumento de retiradas de carné tiene que ver con el diferente tratamiento de las dos situaciones. La retirada por pérdida de saldo de puntos es un proceso progresivo y, además, tiene una tramitación administrativa más larga. Cuando un conductor deja su saldo 'a cero' se inicia un procedimiento administrativo para comunicarlo que incluye plazos de alegaciones. En el caso de una pérdida inmediata por una infracción grave, el proceso es más ágil porque suele acabar en un juicio rápido en el que el infractor acepta la retirada inmediata.