Trabajos en el interior y en la zona de taquillas: así avanzan las obras de la 'nueva' estación de autobuses

Ver album

Tras el inicio de las actuaciones el pasado mes de febrero, los operarios trabajan la zona de las taquillas y el interior del edificio

Las obras de la 'nueva' estación de autobuses de Salamanca continúan para modernizar unas instalaciones que son la puerta de entrada a la ciudad para muchos visitantes y que se han quedado anticuadas. De esta forma, los trabajos se centran en el interior del edificio y en la zona de taquillas, que ya han comenzado a desmantelarse.

 

Las obras empezaron el 22 de febrero, un mes después de lo anunciado, para derribar el muro de separación con la avenida de los Maristas. El plazo de ejecución que tiene la empresa adjudicataria es de 18 meses. Hasta ahora los trabajos se han centrado en la construcción de un muro lateral y del que será nuevo acceso peatonal, separado del de los vehículos, y el desmantelamiento de la cubierta frente a los andenes por los que los pasajeros suben a los buses.

 

La estación va a recibir un importante 'lavado de cara', con una inversión de 5 millones de euros de los que el Ayuntamiento aporta 500.000. La ciudad lleva esperando diez años en los que se ha prometido su ejecución en dos procesos electorales, y en numerosas otras ocasiones, sin que llegara a hacerse realidad. 

 

La estación de autobuses de Salamanca fue construida en el año 1975 por la Administración del Estado. La finalización de las obras no será antes de 2019 y la dotación presupuestaria está prevista para 2018 y 2019, con lo que la nueva estación no estará terminada previsiblemente hasta finales de ese último año. El aspecto que va a tener la estación será el que se puede ver en este LINK