Trabajadores Unidos critica el "sistema neo-esclavista" que quiere imponer Renault en el convenio
Cyl dots mini

Trabajadores Unidos critica el "sistema neo-esclavista" que quiere imponer Renault en el convenio

"Se estudia mucho pero no se concreta absolutamente nada", asegura el sindicato en un comunicado a medios tras una nueva reunión este viernes

El sindicato Trabajadores Unidos se ha mostrado muy crítico con la empresa Renault después de una nueva reunión en la negociación del convenio que ha tenido lugar este viernes. "Hoy se ha reanudado la negociación tratando los puntos relativos a ritmos y formación. Inicialmente la empresa ha manifestado su punto de vista sobre la propuesta de plataforma colectiva, rechazando ciertos puntos y comprometiéndose a estudiar otros como lleva haciendo reunión tras reunión, donde estudia mucho pero no concreta absolutamente nada", ha expuesto en un comunicado remitido a medios.

 

"Trabajadores Unidos nos hemos mantenido firmes en nuestros planteamientos dentro de la comisión negociadora, siempre en contra de este sistema neo-esclavista que nos impone la empresa. Transmitiendo, pilares fundamentales de nuestra lucha como son: la creación de escuelas de formación para cualificar a trabajadores de más de 50 años y evitar que estén en puesto de cadena, incremento de cinco minutos las paradas de descanso, eliminación de puestos rojos e inclusión de las valoraciones ergonómicas en las fichas FOS y la no realización de ninguna operación que no venga recogida en las mismas. En cuanto a valoración, pedimos la actualización de manual ya que está totalmente obsoleto y claramente ineficaz", sigue el escrito.

 

De esta manera su reivindicación se centra en la "regulación de los ritmos de trabajo ya que no están recogidos en convenio". "Es uno de los grandes males de esta empresa y los causantes de muchas enfermedades profesionales y dado que quieren recortar costes, estamos intentado que ahorren y no gasten dinero de sus beneficios empresariales, este año de 300 millones, en patinetes para los trabajadores y trabajadoras dado los ritmos inhumanos a los que estamos sometidos sin ningún tipo de incentivo salarial propio de esclavitud real de este siglo", han asegurado.