Trabajada victoria ante el colista vallisoletano de Usal La Antigua
Cyl dots mini

Trabajada victoria ante el colista vallisoletano de Usal La Antigua

Foto: CB Tormes

El equipo salmantino fue de más a menos en el choque, fruto quizá del exceso de confianza ante un conjunto que solo ha ganado dos partidos.

FICHA DEL PARTIDO

73 USAL LA ANTIGUA (31+14+16+12): Yengue 18, De la Calle 6, Lo 9, Gacic 2, Harrison 6 -cinco inicial- Guillem 4, Manzano 3, Yañez 4, Morán 8, Flórez 2, Vukcevic 11.

64 UEMC REAL VALLADOLID (21+8+15+20): Díez 4, Saez 9, García 15, Fernández 7, De Castro 14 -cinco inicial- Raposo 4, García 0, Domingo 0, Fidalgo 2, Pérez 2, De la Fuente 7 y Puebla 0.

ÁRBITROS: Pedro Aguado y Rodrigo Gallego. Eliminados: Juan Saez.

INCIDENCIAS: Partido disputado en el pabellón de Würzburg a puerta cerrada

Líder y colista se midieron sobre el parquet de Würzburg este domingo y el resultado no se salió demasiado del guión preestablecido, si bien a Usal La Antigua le costó cerrar el partido.

 

El conjunto charro fue netamente superior durante los primeros 20 minutos del choque, a pesar de que el UEMC Real Valladolid apretó a los charros en muchos momentos, sin venirse abajo en ningún momento. El equipo charro hizo mucho daño desde la pintura en los primeros minutos, con Yengue como máximo anotador de los interiores, al que siguió Vukcevic en esta ocasión.

 

La victoria de los salmantinos fue coral, con muchos minutos para todos los jugadores que sumaron desde la anotación hasta 11 de ellos.

 

 

De hecho, el partido sirvió también a Óscar Núñez para probar varias cosas, como una defensa zonal sobre todo en la segunda mitad, que no suele ser demasiado habitual para el equipo local.

 

Sin embargo, el final del encuentro no fue en absoluto plácido para Usal La Antigua, que vio como el Real Valladolid seguía trabajando mientras los locales hacían un mal tercer cuarto, que les condenaba a trabajar hasta el final, fruto quizá del exceso de confianza de los salmantinos, que les hizo errar tiros fáciles y levantar en exceso el pie del acelerador en defensa.

 

De hecho, el Real Valladolid se ponía a solo 6 (68-62) a falta de un minuto cuando los locales no lograban ver el aro con facilidad, por lo que el líder tuvo que trabajar hasta el instante final para hacerse con el choque.

 

Óscar Núñez: “Hemos querido ganar el partido al descanso y eso no puede ser”

“Esto nos tiene que enseñar mucho. Si bajas la intensidad un poco, no es solo que el otro rival puede ponerte en problemas, es que encima nosotros no las metemos. Así ha pasado que en la segunda parte hemos hecho como 2/15 en triples a pesar de tener buenos tiros, cómodos y claros, donde en situaciones normales, con el equipo concentrado, podíamos haber metido al menos la mitad de esos, que serían 15 o 20 puntos más”, ha apuntado el entrenador charro.

 

“Cuando juega primero contra último yo como entrenador no puedo engañar a los chicos vendiéndoles lo que no es, pero deben salir a tope, trabajando y respetando al rival. Así hemos empezado bien, anotado dentro y fuera, pero hemos querido ganar el partido al descanso y eso es lo que no puede ser”, ha asegurado Núñez.