Toti se ejercitó en Castellón con mejores sensaciones y espera llegar

OPTIMISTA. El futbolista se encontró mucho mejor y completó todo el entrenamiento con el resto de sus compañeros. SE RECUPERAN. Murillo y Linares, que arrastraban sendos resfriados, también están OK
T. S. H.

El entrenamiento que ayer realizó el Salamanca a su llegada a Castellón despejó muchas dudas y, sobre todo, confirmó la presencia de un hombre fundamental en los esquemas de Jorge D’Alessandro, Toti. El canterano, muy pesimista sobre sus posibilidades tras la sesión del pasado jueves, se levantó con sensaciones mucho más positivas ayer que se mantuvieron durante el viaje. De esta forma pudo saltar al terreno de juego con el resto de sus compañeros y completó toda la sensión con normalidad. Posteriormente estuvo charlando con el míster unionista y, si sigue evolucionando igual, dio el OK para poder jugar. D’Alessandro siempre ha confiado en los mensajes que le transmitía el futbolista, que arrastra una pubalgia desde hace tiempo, y todo indica que en el último partido también podrá contar con él.

Toti era el jugador cuya evolución preocupaba más, aunque también existían algunas dudas sobre el estado físico de otros. Linares, que sufrió unas décimas de fiebre el jueves, y Murillo, aquejado por un catarro, también salieron del entrenamiento con buenas caras después de haber podido aguantarlo sin ningún problema. De la misma forma Quique Martín, con quien se ha tenido especial cuidado durante la semana puesto que su concurso en algún momento puede ser fundamental y había sentido algunas molestias lógicas tras salir de una lesión y después de una temporada en la que apenas ha podido ganar en continuidad en el trabajo diario.