Toro cierra durante 15 días por las abundantes precipitaciones

Remolacha. La industria parará su actividad el sábado para retomarla a mediados del mes de marzo, quedando sin validez la opción de derivar el cultivo a otras fábricas para no volver a abrir la zamorana
CHEMA DÍEZ

Al final se cumplieron los malos presagios y las abundantes precipitaciones echaron el cierre de la fábrica zamorana de Toro, que no puede permitirse aguantar más sin recibir la suficiente cantidad de remolacha para su molturación.

Así, el sábado es la fecha elegida para detener las máquinas y dejar descansar la fábrica durante 15 días, porque a mediados del mes de marzo volverá a iniciar su actividad, rechazando la opción de derivar la remolacha adjudicada a Toro a fábricas como La Bañeza.

Esta decisión se tomó en la jornada de ayer en Valladolid en la reunión de la sectorial de remolacha, ante la imposibilidad de seguir manteniendo la fábrica en funcionamiento por la escasez de cultivo arrancado en la Comunidad.

También se descartó la opción de derivar el resto de la producción a la fábrica de La Bañeza para no volver a abrir Toro, y el acuerdo fue firmado bajo esa premisa y condición entre los presentes en el encuentro.

Hace varias semanas que se barruntaba esta decisión, pero la idea inicial y la que imperaba por encima de todas era la de aguantar al máximo el cierre de Toro por la dificultad que conlleva parar las máquinas, aunque finalmente no ha quedado más remedio.

Este hecho tiene lugar cuando aún quedan 120.000 toneladas por entregar a Toro en el total de la Comunidad y cerca de un 25 por ciento por recoger en la provincia de Salamanca. Por tanto, las excesivas precipitaciones que durante más de dos meses lleva soportando la provincia obligaron a cambiar los planes de los dirigentes de Toro.

Hasta ese momento, los productores de la provincia barrerán todos los montones que haya en el grueso de la Comunidad, con lo escasa cantidad que pudieron arrancar los agricultores.

Así, esta campaña de remolacha se prolongará hasta finales del mes de marzo, y si al inicio ya se preveía larga y por encima de los 100 días, los últimos acontecimientos no hacen otra cosa que corroborarlo.

Plan 2014 de la remolacha
Por otro lado, no hay que olvidar que el sector encara las próximas campañas con la firma del acuerdo del Plan 2014 de la remolacha en el que se ofrece la posibilidad a los agricultores de contratar la remolacha adicional dedicada a la exportación si perder su cuota de producción inicial, con un precio de 25 euros para dos variantes: en la primera no estará incluido el transporte y en la segunda, sí.

Asimismo, la Sociedad Cooperativa Remolachera Salmantina mantuvo en la jornada de ayer un encuentro, precisamente al hilo del Plan 2014, y con el objetivo además de informar a los socios, acudieron cerca de 130, sobre las nuevas formas de abono y las distintas variedades. El presidente de la cooperativa, Juan Manuel Redero, mostró su satisfacción por contar con tantos socios en el encuentro.