Todo por el baloncesto: La adaptación del deporte base a la incertidumbre y medidas de seguridad
Cyl dots mini

Todo por el baloncesto: La adaptación del deporte base a la incertidumbre y medidas de seguridad

Marcos Martín, entrenador de la cantera de Perfumerías Avenida, repasa las normas antes, durante y después de los partidos de su deporte. Ahora bien, las dificultades se hacen pequeñas cuando la recompensa es competir. 

El baloncesto autonómico volvió a la ciudad en marzo y con él, la alegría de todos sus participantes que ansiosos, han tenido que adaptarse a cualquiera de las restricciones impuestas con el fin volver a cierta 'normalidad'. Entre gel hidroalcohólico, distancia de seguridad en los banquillos y mascarillas, los equipos de baloncesto de la comunidad desarrollan la primera fase de la liga sin la presencia de público, según las restricciones impuestas por la Federación. Así, 'papis' y 'mamis' quedan relagados a un segundo plano, poniendo el foco en la pista. 

 

Marcos Martín, entrenador de la cantera de Perfumerías Avenida analiza para Tribuna de Salamanca todas las normas a tener en cuenta antes, durante y después del partido: "La mascarilla es obligatoria durante todo el partido salvo contadas excepciones, de la misma manera que entrenadores y árbitros. Además, en los cambios de jugadora tienen que echarse gel, prácticamente siempre que haya algún tipo de contacto en pista. Siempre hay dos balones de juego, de tal manera, que si sale de la pista hay que cambiarlo. Esas son las principales normas a seguir", asegura. 

 

¿Y cómo se han adaptado a jugar con mascarilla? Viendo el partido, parece que apenas lo notan. Sin embargo, no siempre ha sido así: "Es acostumbrarse. Los primeros días lo notaron, no estaban acostumbradas y bajó su rendimiento. Al final, no recibían el suficiente oxígeno, pero si la única forma de competir es esta, nos acostumbraremos. Tuvimos que adaptar los entrenamientos al principio, si en vez de durar un ejercicio de mayor intensidad diez minutos, tiene que durar seis, se hace. De la misma manera, que las rotaciones durante los partidos, en el primero tenían que descansar, porque a los dos minutos tenían una sensación de fatiga enorme. Los minutos no son de la misma calidad que antes, pero lo importante es poder competir", aclara. 

 

 

Para llegar a este punto las canteras de los distintos clubes han tenido que que adaptarse al proceso, además de entrenar con la incertidumbre de si se retomaría la competición, ¿pensabas que se jugaría finalmente? "Confiaba en que comenzáramos a competir en noviembre, pero la situación se complicó. Según el Consejo Superior de Deportes, los equipos del grupo especial podían jugar porque tenían acceso a un Campeonato de España, sin embargo, los equipos de segunda división pueden ascender a mitad de temporada, por lo que no solo podíamos empezar los del grupo especial. Después íbamos a empezar en enero todos, pero llegó la tercera ola y, finalmente, hasta ahora". 

 

En relación al proceso, tuvieron que limitar entrenamientos en función de toques de queda impuestos por la Junta de Castilla y León, ajustando tiempos y horarios. En definitiva, parar, salvo casos excepcionales como pudiera ser el contagio de una de las integrantes. Mientras tanto, las normas no eran iguales en las distintas comunidades, incluso dentro de las provincias de la comunidad. 

 

"Nosotros lo hemos notado en factores como el pabellón. Hay clubes que tienen sus propias instalaciones y a la hora de organizarte es mucho más fácil que si dependes de las restricciones de instalaciones municipales dependientes de restricciones de la Junta de Castilla y León, que compartimos con otros equipos. Las limitaciones han estado y han afectado", cuenta. 

 

 

¿Y el compromiso por parte de las protagonistas? "Hemos hablado con ellas, es su responsabilidad querer competir o no, hay algunas que no han querido por familiares de riesgo. De momento, no hemos tenido ningún caso, ni en los entrenamientos ni en los partidos disputados, pero está claro que hay cierto riesgo y deben elegir", responde Marcos. 

 

El deporte es tan importante, que el mismo se ha rehecho y adaptado a las circunstancias. Él mismo se ha adaptado a todas las barreras que se le han sido impuestas y lo seguirá haciendo. El siguiente paso para los equipos 'A' de Avenida, en este caso, será un campeonato de España que tiene el cuando, pero no el cómo, hasta entonces seguirán compitiendo. 

Comentarios

Padre enfadado 30/03/2021 15:33 #1
Muy bonito. Y el resto de la cantera, a la que han dejado tirada... Mientras otros clubes han entrenado en exterior y se han preocupado por los niños y niñas tanto en la cuarentena como después. Mucho postureo.

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: