Todo el arte salvado del Clínico de Salamanca: las piezas que han sacado antes del derribo
Cyl dots mini

Todo el arte salvado del Clínico de Salamanca: las piezas que han sacado antes del derribo

Un escudo de la Universidad de Salamanca, el relieve en piedra de la fachada y los dos cuadros de la entrada o un gran pintura de José Caballero, junto al mural de la antigua capilla y cerca de 70 cuadros han sido conservados y serán el legado del viejo hospital.

El derribo del antiguo Hospital Clínico de Salamanca es cuestión de días. En breve el edificio se traspasará a la empresa que se va a encargar de su demolición, para el que hay un plan previsto y que tendrá lugar, probablemente, este mes de mayo. Con su final se dicen adiós décadas de historia de un lugar emblemático de la ciudad, pero no desaparecerá por completo. El viejo Clínico sobrevivirá a través de su patrimonio artístico que se ha salvado, un legado que queda para la ciudad.

 

Como ya informó TRIBUNA en su día, y como parte del plan para vaciar, desmantelar y tirar el edificio, sobre cuyos cimientos se levantará un nuevo edificio de consultas que completará el complejo del nuevo Hospital, se hizo un protocolo para poner a salvo las numerosas piezas artísticas que forman parte del patrimonio del centro. Para ello, todas las piezas fueron localizadas e inventariadas y se localizaron, confirmando una colección con cerca de un centenar de piezas, la mayoría cuadros, pero también algunas esculturas y el imponente mural de Genaro de Nó de la antigua capilla, que ya ha sido desmontado.

 

Este legado ha sido puesto a salvo por completo, empezando por el citado mural. Antes de su retirada se procedió a sacar los cerca de 70 cuadros repartidos por despachos y pasillos, muchos de ellos ya reubicados en el nuevo edificio. Este es el arte salvado del Hospital.

 

Entre ellos está un cuadro de José Caballero, que se encontraba en el antiguo pasillo de dirección del Clínico, de grandes dimensiones. Otras de las piezas retiradas son muy conocidas por los salmantinos. Se trata de un relieve en piedra en la fachada, obra de Higinio Vázquez, de grandes dimensiones y que es lo primero que se ve; y dos cuadros de grandes proporciones, de Lázaro, que estaban en la entrada y que 'recibían' a los usuarios.

 

También se han retirado el escudo de la Universidad de Salamanca, situado en el acceso inferior del Clínico, junto a las escaleras de Urgencias Pediátricas, obra de Higinio Vázquez; y la escultura de Severo Ochoa, ubicada en las inmediaciones del hospital, donada por la Diputación Provincial de Salamanca, realizada por Carreño en 1975. 

Noticias relacionadas