Tirar un petardo te puede salir caro: Multas de hasta 1.500 euros en Salamanca
Cyl dots mini

Tirar un petardo te puede salir caro: Multas de hasta 1.500 euros en Salamanca

A pesar de que termina la Navidad, la ordenanza reguladora de convivencia ciudadana en Salamanca prohíbe tirar petardos cualquier día del año. 

A pesar de que las navidades llegan a su fin, la Policía Local ha advertido sobre las infracciones por el uso de petardos que pueden traducirse en multas por importe de hasta 1.500 euros. Los petardos deben comprarse en lugares autorizados, mientras que su venta o adquisición por menores de doce  años está prohibida

 

Dichas sanciones están sujetas al reglamento de artículos pirotécnicos, según el cual portar mechas encendidas o disparar petardos se considera una infracción grave, con multas de hasta 1.500 euros, en función del peligro y el daño producido. Así lo recoge con toda claridad la Ordenanza Reguladora de la Convivencia Ciudadana y de la Protección del Entorno Urbano, que no se anda con bromas.

 

Ni en ferias, ni en fiestas, ni en verbenas. No hay excepciones. En Salamanca no pueden tirarse petardos en las vías y espacios de uso público, donde tampoco se permite "el lanzamiento y la explosión de cualquier tipo de cohetes, ingenios explosivos o cualquier elemento de similares características". 

 

Los petardos deben comprarse en lugares autorizados, mientras que su venta o adquisición por menores de doce  años está prohibida. Solo podrán ser comercializados, distribuidos o utilizados aquellos productos etiquetados con las siglas CE. No debe guardarse ningún artículo pirotécnico en los bolsillos, ni tampoco debemos manipular ni extraer el contenido de los petardos, ni disparar los que estén rotos.

 

Como normas de uso se establece no tirar petardos contra personas o animales, la distancia de seguridad mínima debe de ser de 25 metros, no utilizarlos en interiores (salvo los de clase I), no dejar que explosionen en la mano, colocar el artículo en el suelo y encender la mecha por un extremo, para así tener tiempo de retirarse, no disparar petardos cerca de líquidos inflamables ni colocarlos dentro de ladrillos o botellas pues al explotar producirá metralla.

 

Por otro lado, en cuanto a los productos de clase IV, éstos serán manipulados únicamente por profesionales.

 

En caso de quemadura es conveniente lavar la superficie con agua fría para limpiar y clamar el dolor, sin colocar ningún tipo de pomada u otro producto. Después se debe envolver la herida con un paño limpio y acudir al centro de salud más cercano.