Tipos de colchones que harán de tu descanso una actividad más placentera
Cyl dots mini

Tipos de colchones que harán de tu descanso una actividad más placentera

Dormir es beneficioso para la salud. Haz de tus siestas momentos inigualables. Conoce los tipos y las características de los colchones disponibles en las tiendas.

Dormir es una de las necesidades básicas de todo ser vivo.  Haciendo referencia a los seres humanos, es bastante normal que el cuerpo exija descanso. Por ello, lo recomendable es dormir cada noche de entre 7 a 9 horas. Sin embargo, para muchos dormir no es una actividad tan sencilla. Quienes llevan un estilo de vida agitado, suelen dormir menos tiempo de lo recomendado.

 

También duermen poco aquellos que regularmente ingieren bebidas energéticas o estimulantes como el café, o quienes padecen de insomnio. Cualquiera que sea la causa, lo ideal es tener un buen colchón para descansar bien, pues no hacerlo puede traer muchísimas consecuencias nocivas para la salud.

 

Dormir menos de 6 horas incrementa las posibilidades de sufrir de Alzheimer y demencia. Asimismo, se corre el riesgo de padecer de hipertensión arterial y diabetes. De igual forma, se disminuye nuestro rendimiento motor y cognitivo.

 

Estas son solo algunas de las causas a largo plazo de no dormir bien. Pero no te preocupes, todo tiene solución. Solo debes esforzarte en modificar tus hábitos de sueño y regularizar el ritmo circadiano. Para ello, debes establecer un horario fijo para descansar, y lo más importante: cumplirlo. Con constancia y disciplina, en cuestión de días cumplirás tu meta.

 

Ahora bien, diversos factores deben tomarse en cuenta para tener un sueño pleno y sin interrupciones. Una buena recomendación es realizar actividad física horas antes del descanso. Esto te mantendrá activo durante el día y exhausto en la noche.

 

También consumir té es una excelente opción, pues te dará una sensación de relajación, necesaria para poder dormir, en especial si eres una persona hiperactiva. Y finalmente, un factor a considerar importantísimo es el colchón en el que duermes.

 

Muchas veces, las personas no se percatan de cómo influye la calidad de un colchón en el descanso diario. Esto se debe en parte al desconocimiento sobre los tipos de colchones que existen y cuál de ellos puede adaptarse mejor a tus necesidades.

 

Pero no te preocupes, todos los días se aprenden cosas nuevas y el día de hoy conocerás las características y tipos de colchones, lo que te permitirá discernir y elegir el mejor colchón.

 

Tipos de colchones

 

Ante tanta variedad de colchones existentes en los mercados, resulta una labor complicada elegir un colchón que satisfaga tus necesidades. Aunque parezca que no se trata de una decisión importante, lo es. De acuerdo a varios estudios, los seres humanos pasamos una tercera parte de nuestra vida durmiendo. Por tanto, escoger un colchón influye en la salud y la calidad de descanso de una persona.

 

A continuación, te explicamos las desventajas y beneficios de los diferentes tipos de colchón; una información que te será útil al momento de adquirir esa colchoneta que tienes días buscando.

 

  • Colchones Bonell:

También conocido como colchón de muelles, representa una de las alternativas que más compra la gente. Hace algunos años, este tipo de colchón apostó por la innovación y trajo consigo una nueva tipología, denominada muelles ensacados.  Por su confort, esta opción se ha convertido en una de las alternativas más populares y con mayor cantidad de ventas.

 

  • De látex:

Su estructura se basa en diversas capas compuestas de este material.  Rasgos distintivos de este tipo de colchón son la calidad y firmeza que poseen, así como su capacidad de adaptación al peso y forma del cuerpo.  

 

Todas estas cualidades convierten al colchón de látex en una de las mejores alternativas, por la comodidad que ofrece al usuario. Por esta razón, no resulta sorpresivo saber que suponen, actualmente, el 15% de las ventas.

 

Sin embargo, resultan más costosos que otro tipo de colchones, pero también son de los más duraderos. Se recomiendan en especial a personas alérgicas, pues los mismos son hipoalergénicos.

 

  • Viscoelásticos:

Los colchones viscoelásticos son la opción ideal para las personas que padecen de dolores óseos y musculares. Están compuestos de una espuma inventada por la NASA que soporta una gran cantidad de presiones sin perder la elasticidad.

 

Además, genera una sensación agradable para tu espalda. Algunos incluso describen que, al probar este tipo de colchones, se hunden de lo suaves que son.

 

Pese a estas excelentes características, su precio es más elevado que el de los colchones de muelles o de látex.

 

  • De espuma de poliuretano:

Puede considerarse la primera versión de los colchones viscoelásticos. Tal y como su nombre lo indica, está compuesto de este material, que además es adaptable y menos resistente.

 

Aunque es conocido por ser uno de los colchones más incómodos, se trata de una opción económica que puede ser adquirida por casi cualquiera.  Esto no significa que sean de mala calidad. De hecho, es una de las opciones que más adquieren los centros médicos y de hospitalización.

 

  • Colchón futón:

Proveniente de Japón, es un tipo de colchón fino que puede ser enrollado en el día, para que no ocupe una cantidad de espacio considerable en la habitación.  Sin embargo, sus características cambian de acuerdo a la locación geográfica.

 

En una versión occidental, el colchón es más grueso y está hecho en base a espuma y algodón, dispuestos encima de una base de madera.  

 

Pese a ser un colchón accesible que cuenta con un diseño único, tiende a ser muy duro y por tanto no es el preferido de muchos. Aun así, para otros es la opción ideal.

 

  • Hechos de lana:

Hace algún tiempo, antes de la creación de las otras clases de colchonetas, el relleno de los colchones solía ser paja o lana. Estos materiales brindaban confort y resultaban ser una mejor alternativa que dormir en el piso. Su principal atractivo era su calidez y naturalidad, además de ser una opción ecológica.

 

Pese a estas características, contaba con algunas desventajas. Además de tener que rellenarse constantemente, atraía a los insectos, una cualidad un tanto desagradable para cualquiera.

 

Estos son solo algunos de los tipos de colchones existentes más comunes. Esperamos que, tras conocer sus características, puedas escoger fácilmente el colchón que hará más placentero tu descanso.