Tierra y cal para el 'nuevo' aparcamiento frente al Venancio Blanco, un "disparate" electoralista

El Ayuntamiento 'estrena' las 120 plazas en un solar donde está previsto un parque. La actuación ha consistido en marcar con cal los espacios tras haber nivelado la explanada, que no será pavimentada. El PSOE considera que se ha hecho con premura por las elecciones.

El Ayuntamiento de Salamanca ha puesto en servicio un nuevo espacio de aparcamiento en el barrio de Puente Ladrillo, un espacio que ya se usaba para este cometido y que nace con un alto componente de provisionalidad. Así lo indica el hecho de que no esté asfaltado y que se haya optado por marcar las plazas con cal sobre la propia tierra, pero muy especialmente el hecho de que sea un solar que está clasificado como jardín dentro del plan general de urbanismo y que, en principio, no debería usarse como aparcamiento.

 

Esta actuación, anunciada a principios de abril por el Ayuntamiento de Salamanca, continúa con una solución recurrente, la de acondicionar solares urbanos como aparcamiento de superficie; es el tercero de los habilitados para esta función, junto a los que existen entre las calles Rías Bajas y El Salvador, frente la residencia Montevideo, por un lado, y en la calle Lucio Marineo, junto al convento de las Bernardas. En todos los casos, también en el del Venancio Blanco, son lugares donde ya se aparcaba. Sin embargo, presenta importantes diferencias que van a condicionar su uso.

 

La primera, la terminación escogida en este caso. Si en los otros dos solares se procedió a asfaltar la superficie, en el solar del barrio de Puente Ladrillo se ha optado por dejar la superficie sin pavimentar; en las últimas semanas se niveló la explanada y se ha dejado la superficie de tierra. Sobre ella se han pintado, con lo que parece cal o pintura blanca, las líneas que delimitan las plazas y los lugares para el estacionamiento de motocicletas.

 

Esta decisión permite dudar sobre las condiciones en las que se va a mantener este aparcamiento con el uso o las inclemencias meteorológicas. El simple acceso de vehículos, su circulación por el interior de la explanada y las maniobras van a deteriorar la superficie al no estar esta pavimentada; y habrá que ver cómo resisten las lluvias tanto la explanada como las marcas viales utilizadas. De hecho, este mismo lunes las inscripciones que marcan uno de los puntos para estacionar motocicletas ya eran poco visibles. El Ayuntamiento, eso sí, asegura que la actuación no tiene coste.

 

UNA ACTUACIÓN "MUY PROVISIONAL"

Estas circunstancias inclinan al grupo municipal socialista a calificar la actuación como "muy provisional". "Es un disparate por motivos de operatividad y por las condiciones en que va a quedar cuando llueva", han asegurado fuentes del grupo municipal. El PSOE considera que poner en servicio en las condiciones citadas este nuevo aparcamiento es acelerar las cosas y que se ha hecho "deprisa y corriendo", en parte, por la rotunda negativa de los vecinos de Comuneros al parking subterráneo. Y que las prisas están justificadas por las fechas electorales.

 

A esta circunstancia se une el hecho de que el solar  tiene la calificación dentro del PGOU de terreno destinado a espacios libres públicos, una clasificación que incluye parques, jardines y espacios de ocio para los ciudadanos, pero en ningún caso un uso vinculado al aparcamiento o el transporte. El plan general especifica que la mitad de la superficie deberían ser zonas verdes con plantaciones, que debería incluir un área de juegos infantiles de no menos de 200 metros cuadrados e instalaciones deportivas que no deben ocupar más del 25% de la superficie; además, se autorizan construcciones auxiliares (kioskos, casetas de almacenamiento), pero con un muy bajo índice de edificabilidad. El Ayuntamiento de Salamanca ha explicado que una modificación en el plan general permite esta utilización que ahora se le da.