Tiempo de oposiciones: Claves para decidir si presentarse o no y consejos para prepararlas

Estudio, biblioteca, oposiciones

Preparar unas oposiciones puede ser más duro que enfrentarse a un maratón o a una carrera de espartanos. La dedicación y la motivación deben ser muchas si se quiere mantener el ánimo durante el proceso y finalizar los exámenes con buena nota.

"La clave para aprobar es el trabajo, la ilusión, la humildad y la seguridad", explica el economista y fundador de la academia de preparación de oposiciones 'Preparadores de oposiciones para la enseñanza' de Málaga, Luís Martínez.

 

En esta línea se sitúan también desde educaweb.com, desde donde establecen que entre las principales causas de abandono en este campo se sitúan, entre otras, la falta de disciplina o la falta de dedicación.

 

Hay que tener en cuenta ciertos factores para tomar la decisión de presentarse y, una vez tomada, mantener algunas disciplinas de estudio para superarlas.

 

1. TENER EN CUENTA LA SITUACIÓN PERSONAL ANTES DE LANZARSE    

 

La situación personal es muy importante. La dureza del proceso de estudio es mucha y para afrontarlo hay que tener una buena situación personal liberada de cargas psicológicas importantes que puedan entorpecer el estudio.

 

2. TOMAR LA DECISIÓN DE MANERA PERSONAL

 

Es esencial también en este caso tomar la decisión de presentarse de manera personal. Presentarse a estos exámenes bajo la presión de la familia o el entorno, puede producir un alto nivel de ansiedad al examinado.

 

3. COMPRAR UN TABLÓN DE CORCHO    

 

Una vez se ha decidido presentarse, lo primero es comprar un tablón de corcho para colgar en la pared de la sala de estudio. El tablón de corcho puede ser una ayuda esencial ya que sirve de soporte físico de la planificación.

 

En él se deben colgar los calendarios de planificación con el plan de estudio y las fechas establecidas para superar temas, simulacros de exámenes y fechas de repasos.

 

4. MARCARSE HORARIOS    

 

Una vez colgado el tablón hay que rellenarlo. Lo primero es marcarse horarios para el estudio. En este caso los expertos coinciden en sus consejos: es mejor empezar a estudiar de manera escalonada.

 

Esto quiere decir que los opositores pueden estudiar el primer mes o dos meses durante cuatro horas diarias, luego seis y finalmente hasta nueve horas dependiendo del rendimiento que se saque de las mismas.

 

5. DESCANSAR AL MENOS UN DÍA

 

Los descansos son importantes, por eso dejar de estudiar al menos un día a la semana es también importante.

 

6. ¿DEJAR O NO EL TRABAJO?    

 

Hay diferente opinión entre los profesionales del sector pero lo cierto es que parece que presentarse habiendo dejado el trabajo añade tensión al opositor ya que puede sentir que se está jugando su futuro a una carta y aumentar así su nivel de ansiedad.

 

Si no se tiene trabajo en el momento de la preparación, el opositor debe tomarse el estudio como si fuera su oficio.

 

7. BUSCAR TÉCNICAS DE ESTUDIO QUE FUNCIONEN

 

El primer paso para estudiar es leerse el temario. De ahí se pasa a subrayar, resumir, hacer esquemas y recordar ideas clave para finalmente repasar.

 

Además también se puede recurrir a mapas conceptuales, tarjetas de conceptos o listas de ideas clave y a métodos de estudio diferentes como servirse de las nuevas tecnologías, o probar a estudiar en grupo.

 

8. PLANEARSE EXÁMENES MENSUALES

 

Es aconsejable también hacer test o exámenes a desarrollar de manera periódica para poner a prueba la capacidad de retención y poder ver el progreso que se está haciendo.

 

9. ACUDIR A LAS FUENTES OFICIALES PARA INFORMARSE SOBRE LA CONVOCATORIA

 

Las convocatorias de oposiciones suelen aparecer rodeadas de rumores. Ante esto los expertos recomiendan acudir a las fuentes originales para informarse y mantener un pensamiento positivo.

 

10. TENER SEGURIDAD EN UNO MISMO    

 

Hay que tener seguridad en uno mismo y evitar los altos niveles de ansiedad. Hay que saber que no somos tontos, que sabemos lo queremos.