Testimonio de una joven salmantina afectada por coronavirus: "Mi mayor preocupación es que mi familia no enferme"
Cyl dots mini

Testimonio de una joven salmantina afectada por coronavirus: "Mi mayor preocupación es que mi familia no enferme"

María cuenta cada día como es su evolución a través de Facebook

Una salmantina que vive en Calzada de Valdunciel cuenta como le detectaron la enfermedad y cómo es su situación actual, aunque deja claro que su principal mensaje es "transmitir calma y serenidad" porque de esto "se sale". 

El siguiente testimonio, por motivos de respeto a la privacidad y a petición de la propia paciente, será relatado desde el anonimato. Se trata de una joven salmantina de 37 años infectada con coronavirus, trabaja en una residencia de mayores, aunque ahora, evidentemente, se encuentra recluida en su casa. "Mi mayor preocupación es no contagiar a mi familia, que no enfermen", éstas son sus primeras palabras. 

 

Su trabajo es de cara al público, está todo el día tratando con ancianos, en cualquier momento ha podido pasar. "Hasta hace diez días no hemos tenido ningún abuelo con síntomas, en mi caso yo he usado mascarilla y doble guante siempre en mis turnos y me los cambiaba cada vez que salía de una habitación", asegura. Fue el miércoles día 19 de marzo "cuando llegué al centro y ya me encontraba bastante cansada", pensó que era algo normal, "trabajo, casa, dos niñas... en fin", ahonda.

 

Al día siguiente se fue a trabajar, "ya con más cansancio y a media tarde me puse el termómetro y tenía 38, enseguida me dijeron que fuera a un médico y me vine al centro de salud de Calzada de Valdunciel, siempre respetando el protocolo de guantes y mascarilla para evitar más contagios". Allí le tomaron la saturación, "en mi caso era perfecta (muy buena señal) pero la fiebre me había subido a 39", relata

 

Es ahí cuando activan un protocolo de aislamiento en tu propia casa. "Encerrarte en una habitación y no salir para nada excepto para ir al WC. En mi caso ese protocolo no lo podía llevar a cabo pues es difícil teniendo dos niñas, una de siete años y otra de siete meses, así que lo que hice fue protégernos con mascarilla, usar guantes y desinfectar la casa".  

 

En lo que se refiere a los síntomas, "tengo dolor muscular, presión al toser, dolor de cabeza, pérdida de gusto y de olfato, fiebre, diarreas y sensación de vomitar".  Asegura que han vivido con guantes y mascarilla hasta el sábado pasado de madrugada, "mi marido y una de mis hijas empezaron con síntomas. A la niña se le pasó pero a mi marido le siguió subiendo la fiebre y también tiene dolor muscular".

 

Cuando activas el protocolo por coronavirus tu médico de cabecera lleva a cabo un seguimiento telefónico, "es muy básico: mucha agua, Paracetamol cada seis u ocho horas, higiene de manos sobretodo y si hay empeoramiento llamar al 112". Hace dos días le hicieron las pruebas en la carpa que han habilitado en la zona del centro de salud de capuchinos. "Me han dicho que tardan 24 horas en dar resultados. El motivo de hacerme las pruebas, imagino, que es para contabilizar enfermos y evitar que siga contagiando debido a mi profesión". 

 

Cada día, en su Facebook, resta días para acabar con esta pesadilla que le ha tocado vivir. "En principio y por protocolo hay que esperar 14 días... yo llevo seis y ocho con los síntomas. En mi caso, voy restando porque tengo ganas de que pase todo esto, es una forma de animarme a ti misma: 'venga que ya es un día menos'". 

 

Finalmente, agradece a todo el pueblo de Calzada de Valdunciel el "apoyo que nos han dado" y deja claro que en las residencias de mayores "no se está apoyando lo suficiente" a un personal, "desbordado". El mensaje que quiere transmitir es de "calma y serenidad"  ante una enfermedad que aunque "no lo creamos por todo lo que vemos se supera en la mayoría de las ocasiones".