"Tener en la familia una persona con Síndrome de Dowm nos ha enseñado mucho"
Cyl dots mini

"Tener en la familia una persona con Síndrome de Dowm nos ha enseñado mucho"

Berta junto a toda su familia

Berta es una salmantina de 50 años con Síndrome de Dowm. En el Día Mundial y junto a su familia nos cuenta cómo ha sido su vida. 

El nacimiento de un niño con Síndrome de Down es una situación que viene acompañada de un gran impacto familiar y social. Todavía hoy existen actitudes negativas y de desconocimiento ante estas personas y sus familias, pero mucho más aún hace 50 años. Es la edad que cumple Berta María Fernández, una salmantina cuya única diferencia respecto al resto es haber nacido con un cromosoma de más. 

 

Hablamos con su sobrina Alejandra en el Día Mundial, quien asegura que le cuesta pensar en su edad, "obviamente no aparenta los años que tiene". "Berta ha sido una privilegiada dentro de las dificultades que tiene", sus padres, Matías y Camen "nunca permitieron que se quedara en casa", ahonda. 

 

Y es que nació en una época, "en la que a las personas con algún tipo de discapacidad se les caracterizaba por no poder hacer una vida normal, los padres los dejaban en casa... pero mis abuelos no querían eso para ella, siempre la llevaban con ellos a todos los sitios". Tanto es así que fueron unos de los fundadores del Colegio Reina Sofía donde pronto la inscribirían para poder asistir a clase. 

 

Enseguida fue al cole, "ha estado muy estimulada por parte de la familia", pero, ¿y por parte de la sociedad. "Es cierto que en la calle no estaba tan normalizado, no había colegios de integración...", lamenta. A pesar de ello, hoy por hoy, Berta acude cada día al día centro ocupacional charro, Insolamis, donde las tareas no paran. 

 

"Nos dice que es su trabajo, aunque cada día se queja más, le cuesta más...", ya que las personas con Síndorme de Dowm "envejecen antes. Es cierto que esto ha cambiado mucho, porque a los 50 ya sería una anciana y esto no es así, pero va teniendo más achaques físicos que no le permiten tener tanta independencia", comenta. 

 

Le encanta la música, ir a cine, salir con sus amigas y tomarse una caña con pincho, "llevo una vida normal, no me gusta que me digan lo que tengo que hacer, quiero mi espacio". Una de las cosas que más le costó entender a Berta era "por qué la gente salía de fiesta y yo no, pero al final con un horario más reducido lo he conseguido". 

 

Reconoce haberse sentido rechazada en alguna ocasión, "en el autobús han llegado a decirme cosas, insultarme...", denuncia mientras su sobrina, Alejandra deja claro que "tener una persona con Dowm en la familia nos ha enseñado muchas cosas, es una suerte"

 

Por su parte, Carmen, la hermana de Berta, lo tiene claro, para ella tenerla "es un regalo" y reconoce que a la sociedad le queda "mucho" por avanzar. Recuerda con mucho cariño la infancia a su lado, "aunque al principio no entendía lo que estaba pasando, para mí este síndrome era un tremendo desconocido, eso sí, lo afrontamos con la mayor naturalidad"

 

No ha conseguido aprender a leer o escribir pero tiene otros métodos: "una estrategia de copia, por ejemplo, tengo localizados los teléfonos de la gente que quiero y conozco, escritos a mi manera, yo hago mi propia guía". De su mano también caminan su amiga 'Conchita', su otro hermano y sus otros sobrinos, que este domingo se reúnen en torno a la mesa para seguir haciendo equipo y ensalzar que no somos tan distintos. 

Comentarios

que mas da 24/03/2021 11:42 #2
NO FUE COLEGIO "REINA SOFIA",FUE "INSOLAMIS" (juntos con una asociacion de padres)
Hola Berta 23/03/2021 13:39 #1
Un abrazo muy fuerte

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: