Técnico y plantilla afirman que necesitan "trabajo del que se paga a final del mes"

Han enviado un mensaje "a cualquier empresa o club de fútbol que les pueda contratar", ya que no tienen para "pagar el alquiler"

Con una sala de prensa en la que lo que más destacaba era la presencia de la práctica totalidad de los miembros del equipo, la plantilla de la UDS, esta vez con su entrenador Gorka Etxeberria como portavoz a la cabeza, ha vuelto a denunciar esta mañana el que no haya visos de cobrar el trabajo que están haciendo.

Etxeberria ha mandado "cuatro mensajes a cuatro destinatarios diferentes": A los administradores, al Consejo y Presidente, a toda la sociedad salmantina y, por último, a cualquier empresa o club de fútbol que les pueda dar trabajo.

El 'míster' ha ejercido como portavoz del equipo al asegurar que se sienten “engañados”, pues se les había advertido de que “se cobraría poco, pero seguro que se cobraría”, y a día de hoy la realidad dista mucho de esa afirmación. De este modo, dirigiéndose a los administradores aseguran que se han dirigido a ellos para preguntarles por la situación de impagos y tanto Máximo Mayoral como Simón-Moretón les han explicado que la normativa ha cambiado y "primero hay que pagar a Seguridad Social y Hacienda". Sin embargo, la crítica del equipo se centra en preguntar "¿por qué no se está pagando al menos a ellos?".

"Podría ser hasta presidente del Gobierno a costa de explotar a los trabajadores"

La situación se les antoja poco sostenible a los jugadores de la Unión, hasta tal punto que consideran que “no existe un caso igual en todo el fútbol español”, aseguran.

La denuncia es clara y dura y tan contundente como cabía esperar después de las manifestaciones de la última semana tanto de los capitanes del equipo como del propio entrenador. Etxeberría, de hecho, ha cargado contra los directivos y administradores concursales afirmando, visiblemente enojado, que él mismo “podría ser administrador, consejero o presidente del Gobierno a costa de explotar a los trabajadores”, que es la sensación que se ha instalado en los trabajadores del club unionista.

"Me daría vergüenza cobrar un solo euro antes que mis trabajadores", ha añadido el técnico vasco al respecto.

El segundo mensaje que ha dejado el míster ha ido directo al Consejo y a su presidente, Paco Caste: “No se puede confundir voluntad con capacidad en el fútbol de competición”, han dicho. "Dicen que están trabajando mucho, pero no obtienen resultados... a nosotros por algo así nos echarían". "No dudamos de su voluntad, pero como las cosas no salen, hay que echar más horas, quedarse a trabajar por la tarde y hacer algo más para obtener resultados, nunca puede ser excusa decir que lo estamos intentando.... porque no lo están consiguiendo. No tienen que dormir hasta conseguirlo".   

Protesta de la UDS por impagos, fútbol, Salamanca, Segunda B.

Descartan cualquier tipo de huelga

A continuación, también ha tenido Etxeberria un mensaje -el tercero- a la sociedad salmantina. En esta ocasión lo ha hecho en forma de S.O.S, solicitando implicación y ayuda para conseguir las metas fijadas hasta ahora para que la supervivencia del club se garantice. Ha asegurado que descartan "cualquier tipo de huelga. Nadie dejará de entrenar, pero necesitamos que socios, accionistas, pequeñas y grandes empresas... que todos nos ayuden, no a nosotros, sino al club".

Por último, la plantilla unionista ha lanzando un llamamiento -el cuarto mensaje- a cualquier equipo de fútbol o empresa para que den trabajo a su equipo: "Necesitamos trabajo, sea futbolístico o no, ya sea de camareros, comerciales, o lo que sea, para poder pagar el alquiler. "A partir de la próxima semana buscamos trabajo del que se paga a final de mes".

"A menos de que cobremos esta semana, necesitamos trabajar en lo que sea porque no podemos mantenernos", aseguran.

El técnico vasco ha subrayado, además, que el mensaje se lanza con la total unanimidad del vestuario y que están dispuestos a realizar cualquier acción que el Consejo les pida: "Vamos de la mano con el Consejo porque nos sentimos club, somos UDS", aseguran.

Finalmente, Etxeberria quiso agradecer públicamente a su vestuario "que el ambiente no se haya enturbiado antes" y aseguró que "cobrar genera una esperanza y, si hay que cerrar, que sea lo más tarde posible".