Taxi, bus metropolitano y carriles bici: la mejora del transporte del alfoz que no llega

El bus metropolitano carece de coordinación con el urbano y de mejores tarifas; el área común de taxi todavía tardará en estar vigente; y faltan varios carriles bici y sendas prometidas.

El alfoz de Salamanca lleva años esperando un servicio de transporte acorde a lo que representa. El área metropolitana de la capital, el municipio más poblado de la provincia, suma más de 210.000 habitantes, de los cuales más de 67.000 corresponden a localidades de su entorno. Un volumen muy notable, con un dato adicional: el número de habitantes de los municpios alrededor de Salamanca se ha doblado entre 2000 y 2017: de 30.000 a más de 67.000 empadronados.

 

Para esos miles de contribuyentes que, muchas veces, tienen en la capital sus trabajos y acuden a ella por colegios, comercios, ocio... sigue sin haber un modelo de transporte eficaz e integrado, y son muchos los años de espera. Ni bus metropolitano, ni taxi ni modelos como el de los carriles bici o peatonales terminan de estar a punto a pesar de que llevan años planteados.

 

 

Bus metropolitano

 

El caso más claro es el del bus metropolitano. El servicio atiende a 191.000 habitantes y hace 2,5 millones de viajes cada año. Se puso en marcha en 2006 y, más de una década después, es un servicio que no está coordinado con el bus urbano, con líneas muy dispares según los municipios, desequilibrio entre los que participan y tarifas desiguales. Así, un billete sencillo del metropolitano cuesta 1,40 euros tras la última subida y no es mucho más barato con tarjeta; las tarifas tienen diferencias, como los abonos joven, solo disponibles en Santa Marta.

 

En la capital está pendiente un intercambiador que permita centralizar de manera eficaz la parada de las líneas del metropolitano en un lugar donde conecten con el bus urbano. Se iba a hacer en Gran Vía, y también se planteó Canalejas, pero nada se ha vuelto a saber. También falta mejorar la información de llegada de buses, que se podría hacer en las marquesinas del urbano. Aunque con todo lo peor es la falta de coordinación de horarios.

 

El último consejo del alfoz ha confirmado que los necesarios cambios están todavía en fase de anteproyecto. Actualmente, se trata de una concesión de seis empresas que explotan 43 vehículos para atender. El PSOE ha solicitado el cambio de modelo, pasando de la concesión a la formación de un consorcio entre los ayuntamientos afectados para explotarlo directamente. Cs también ha planteado un modelo de entidad única de gestión del bus metropolitano.

 

 

Área común de taxi

 

Este servicio sigue dando pasos, pero todavía no está listo para entrar en vigor, y tenía que haberlo hecho este comienzo de año: hace una década que se habla del asunto. Ha fallado ahí el trabajo en el Consejo del Alfoz, que hasta este jueves llevaba tres años parado. No se entiende, porque las ventajas son grandes como se ha podido comprobar en Valladolid.

 

Aplicado a Salamanca, esto permitiría fijar un precio exacto para por ejemplo, ir de Villamayor al Hospital Clínico; diseñará una red de paradas donde no habrá que distinguir si cogemos un taxi para, por ejemplo, Villares de la Reina o para la capital; acabará con el riesgo de multas por dar servicios donde no corresponde a tu licencia (600 euros)... Pero ante todo mejorará la situación del servicio, mitigando el déficit de vehículos en el alfoz y nutriendo de clientes a los taxis de la capital, que han perdido usuarios.

 

La cesión de competencias de los ayuntamientos participantes al de Salamanca puede complicar la cuestión: se han encontrado con que tienen que ceder, por ejemplo, la facultad de fijar precios. Además, todavía hay ayuntamientos que se tienen que adherir a una zona común que hay que solicitar a la Junta. Todavía tardará en estar operativa.

 

 

Carril bici y alquiler municipal

 

Otra opción adicional es la conexión por carril bici o sendas peatonales con los municipios más próximos. De ellos, está a punto de estrenarse el carril bici hacia Cabrerizos, que conectarán con la red de la capital, aunque su llegada es una yincana llena de obstáculos que se antoja peligrosa. El resto de los planteados, y de los que se quiere hacer en el futuro, faltan. Ni el de Villares ni la senda hacia el Estadio Helmántico, el proyecto de reforma del acceso norte, están siquiera en obras.

 

En cuanto a llevar el sistema de alquiler de bicicletas a otros municipios, este jueves se puso sobre la mesa a los ayuntamientos del consejo del alfoz. Eso sí, el consistorio salmantino ya ha confirmado que habrá que pagar un canon para tener bases y bicicletas de este servicio.

Noticias relacionadas