Talleres Eléctricos Lucas, tres generaciones de compromiso con el cliente

Recibirá uno de los doce galardones con los que la asociación AESLUX premia anualmente a las empresas del ramo.

En 1967, cuando Lucas Muñoz, mecánico especializado en electricidad del automóvil, decidió crear un pequeño taller de instalaciones eléctricas en un antiguo almacén de lana de la Plaza del Grano de Alba de Tormes, poco podía imaginar que, medio siglo después, la tercera generación de la familia Muñoz recibiría uno de los doce galardones con los que la asociación AESLUX premiaba a Talleres Eléctricos Lucas como una de las empresas emblemáticas del sector en la provincia salmantina.

 

“Es un reconocimiento a la tenacidad y a una trayectoria de más de medio siglo teniendo siempre al cliente como nuestra verdadera prioridad. Poco a poco hemos ido creciendo hasta ser lo que somos hoy”, explica Ángel Muñoz, gerente y segunda generación de esta empresa familiar con su hermano Felicísimo.

 

talleres lucas

 

Ya asentado en la villa albense, Talleres Eléctricos Lucas fue cambiando de sedes, primero a la calle Ochavo, posteriormente a la calle San Esteban, hasta asentarse definitivamente en 1997 en la carretera de Peñaranda. Su largo historial en trabajos de electricidad industrial, doméstica, alumbrado público, sondeos y telecomunicaciones en España y Portugal ha conseguido que, en estos momentos, cerca de una treintena de trabajadores formen parte de la empresa.

 

“Estamos muy orgullosos de dar un servicio de calidad a nuestros clientes las 24 horas todos los días del año. Estamos especializados en la instalación y  mantenimiento de los sistemas eléctricos de fincas rústicas y ganaderas a 135 clientes en las que atendemos todo tipo de necesidades y también en las instalaciones industriales dedicadas al sector primario como granjas o fábricas dedicadas al sector agroalimentario. La confianza de nuestros clientes ha hecho que el 2017 haya sido el mejor de nuestra historia”, comenta Muñoz, segunda generación de esta empresa familiar.

 

Una trayectoria profesional que está cerca de su fin para Ángel Muñoz, quien dejará definitivamente en manos de la tercera generación los destinos de Talleres Eléctricos Lucas. “Trabajaré un año más hasta que me jubile, Con un ritmo de trabajo diferente a los últimos años, más centrado en la administración y el papeleo que mantiene la empresa. Dejo en buenas manos las instalaciones de electricidad y telecomunicaciones”.

 

Más de 40 años de experiencia profesional que han servido para ver cómo ha cambiado la profesión desde que obtuviese la maestría industrial en los años 70. “La profesión ha evolucionado mucho. La tecnología nos ha obligado a actualizarnos a diario y a aprender siempre cosas nuevas. También en el tema de tramitación. Ahora rellenamos muchos más papeles que antes”, concluye.