Tábara se levanta contra las macrogranjas que "utiliza" la España Vaciada como un "estercolero"
Cyl dots mini

Tábara se levanta contra las macrogranjas que "utiliza" la España Vaciada como un "estercolero"

Concentración en Faramontano contra las macrogranjas.

Han asegurado que "utiliza" la España Vaciada como un "estercolero" y advierten de que cuando estas explotaciones ya no "sean rentables, se cerrarán".

Así lo ha hecho este colectivo durante una nueva concentración que ha tenido lugar en la localidad zamorana de Faramontamo, donde han mostrado su "satisfacción" porque el "problema" de esta industria "llene ahora páginas de periódicos y minutos de radio y televisión".

"Y de que el problema que Castilla y León tiene con las macrogranjas sea el centro de discusión y debate, para que los partidos políticos que se presentan a las elecciones tengan que dar la cara, ofreciendo su postura, para que ningún ciudadano tenga dudas de si están a favor o en contra, para que no se pongan de perfil", añaden a través de un comunicado.

En este punto, ha reclamado a los ciudadanos que no se dejen "manipular ni engañar". "La lucha contra las macrogranjas no va de ir a favor o en contra de los ganaderos o los agricultores de Castilla y León, sino de defender un tipo de agricultura y ganadería sostenible, que permita el desarrollo del medio rural. Lo contrario es un tipo de ganadería que no es más que una industria que contamina las aguas, el suelo y el aire. Y que acaba con todas las posibilidades de crecimiento en el medio rural, que asfixia a los ganaderos", han reiterado.

De ahí que hayan levantado la voz "una vez más" para rechazar macrogranjas en los pueblos. "No queremos explotaciones industriales porcinas, que producen miles y miles de cabezas de ganado al año, y miles y miles de litros de purines, que contaminan nuestro medio ambiente. Estamos en contra de una industria que utiliza la España Vaciada como un estercolero, que cuando las granjas no le sean rentables, las cerrará. Solo quedará la contaminación y pueblos vacíos, pero algunos se habrán llenado los bolsillos a costa de nuestra salud", ha explicado.

En este punto, han insistido en que las macrogranjas existen. "Que no nos vengan con pamplinas. No nos digan que solo son macrogranjas aquellas que superan las 10.000 cabezas de ganado. Toda producción industrial intensiva, que produce miles de cabezas de ganado al año, es una macrogranja. Da igual como quieran llamar a la granja, porque lo que nos preocupa a nosotros son los daños medioambientales, económicos y sociales que generan estas explotaciones ganaderas, que están arruinando nuestros pueblos", ha añadido.

Por último, han lamentado que se afirme que movimientos como la Asociación Pueblos Unidos de la comarca de Tábara, impulsados por los vecinos, estén en contra de los ganaderos de Castilla y León. "Qué fácil es tergiversar las palabras y, con una simple visita a una granja, hacerse la fotografía para vender que se es un gran defensor del medio rural. Desde que saltó la polémica, es lo único que hemos visto, políticos visitando granjas, mezclando cerdos, corderos y vacas, ganadería industrial, intensiva y extensiva", ha añadido para aclara que la asociación cuenta también con ganaderos que trabajan y "viven del medio rural" y están "en contra" de estas explotaciones.

"Además de los daños medioambientales, económicos y sociales que generan las macrogranjas, este modelo productivo pone en riesgo el futuro de cientos de pequeños y medianos ganaderos, muchos de los cuales han tenido o tendrán que acabar claudicando, cerrando sus explotaciones e implicándose en proyectos de macrogranjas si quieren seguir viviendo en el medio rural y de sus explotaciones ganaderas", finaliza.