Susto en Santa Marta con la caída de una zona de juego que se encontraba en montaje

El elemento lúdico carecía de fijación al pavimento, lo que facilitó que el viento, incluso siendo de poca intensidad, lo derribara. Afortunadamente no tuvieron que lamentarse daños personales.

Susto mayúsculo el que se llevaron en la tarde de este domingo los vecinos de la urbanización Signo XXV, en Santa Marta de Tormes, tras conocer la caída al suelo de una instalación deportiva que aún no estaba inaugurada en su zona de juegos. Al parecer fue el viento, aunque no fuera excesivamente intenso, el culpable de echar al suelo esta estructura.

 

Los vecinos dieron gracias tras conocerse el suceso de que ningún niño estuviera jugando en ese momento, ya que los accesos aún no estaban practicables y se encontraba con un precinto, "pues ahora podríamos estar lamentándonos de algo mucho más grave". Al parecer, y según los mismos vecinos, el desplome de la estructura podría deberse a que carecía de las obligadas fijaciones al pavimento.  

 

 

La instalación, que aún no estaba puesta a disposición de los vecinos, forma parte de la remodelación de un espacio lúdico hasta ahora muy demandado por éstos, y consiste en un espacio o pista polideportiva, en el que pueden practicarse diferentes especialidades deportivas. El coste de este proyecto, según informaba el propio Ayuntamiento el pasado verano, fue de 25.000 euros y formó parte de una carpeta de proyectos para espacios de ocio que incluía también otras mejoras en diferentes parques y recintos del municipio, como nuevos parques en Nuevo Naharros o la Plaza Mayor, y varias pistas de pádel en diferentes municipios.