Suspendidas en el hospital las operaciones excepto urgencias o prioridad 1

El equipo del doctor Marcelo Jiménez operando (Foto: T. Navarro)

El hospital de Salamanca pone en marcha un plan de respuesta asistencial ante la situación epidemiológica del virus COVID-19. 

El Complejo Asistencial Universitario de Salamanca ha puesto en marcha un plan de respuesta frente al coronavirus que supone controles de acceso para limitar visitas, restringe la actividad asistencial, suspende la actividad docente y analiza con cada servicio la viabilidad de teletrabajo e interconsulta no presencial.

 

"Dada la excepcionalidad y el desafío de salud pública que esta pandemia significa", el Complejo Asistencial Universitario de Salamanca (CAUSA) ha preparado este plan de contingencia general siguiendo las directrices del 'Plan de respuesta asistencial frente a la infección Coronavirus COVID-19', emitidas por Sacyl.

 

"Es importante estar preparados para la atención de las personas más vulnerables, por lo que se debe proteger a los profesionales sanitarios para que estén en las mejores condiciones y puedan garantizar la asistencia", ha indicado el CAUSA a través de un comunicado.

 

En esa línea, el Complejo Asistencial Universitario de Salamanca ha restringido el acceso a los hospitales y ahora solo permite la presencia de un acompañante por paciente si es necesario, por motivos de dependencia.

 

Para este control, ha habilitado únicamente "determinadas entradas" y el acceso será mediante tarjeta; también, en unidades especiales solo habrá un acompañante durante 15 minutos, ha cerrado las cafeterías del complejo asistencial y los presentes en las salas de espera deberán estar con una distancia de seguridad de dos metros, "evitando deambular por el hospital".

 

Al mismo tiempo, ha suspendido las prácticas docentes, las actividades formativas internas y las reuniones de trabajo, y "valorará con cada servicio la posibilidad de teletrabajo e interconsulta no presencial".

 

ACTIVIDAD ASISTENCIAL

En cuanto a la actividad asistencial, el plan da el visto bueno a restricciones, como la suspensión de las actividades quirúrgicas y de intervencionismo programadas, excepto aquellas a pacientes con prioridad 1, para lo que evaluará cada caso "de forma individual".

 

El hospital mantiene las intervenciones urgentes y urgencias diferidas, y realizará las consultas y pruebas diagnósticas preferentes que deban ser presenciales; mientras que las revisiones o resultados serán no presenciales, salvo las consultas de las unidades de diagnóstico rápido que se mantienen.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: