Superpoblación en el bosque de Caperucita