Sublime España, campeona de Europa

España gana a Francia en la Final del Eurobasket (86-66) y se convierte en el primer equipo que repite título Europeo desde 1991.

Han logrado dominar el torneo con mano maestra como lo que son, las mejores del Viejo Continente. La selección española de baloncesto femenino dio un repaso (86-66) a Francia para ganar por cuarta vez el Eurobasket, tercero con Lucas Mondelo a los mandos y séptima medalla consecutiva en grandes torneos de un equipo insaciable.

 

De esos cuatro títulos continentales (1993, 2013, 2017 y 2019), tres son con el técnico catalán que llegó a la selección en 2012 y que despertó a un equipo sin igual. La calidad no baja con el cambio de jugadoras sino crece, como un bloque que no perdona un podio.

 

La defensa del título en el Belgrado Arena la ataron con la enésima actuación coral, dominadora de principio a fin y en todas las facetas del juego, con la actuación destacada en anotación de Marta Xargay (23 puntos), acompañada por una Silvia Domínguez en estado de gracia y Laura Gil ejerciendo de capitán general en defensa y rebote. 

 

 

Seis triples de las de Mondelo, tres de la catalana, asfixiaron a las galas, al igual que una defensa siempre atenta. La presión, el robo y el rebote permitieron correr a la vigente campeona (17-8). Entre Laia Palau y Silvia Domínguez encontraron soluciones a todo, en lo que era ya una final encarrilada.

 

 

La defensa permitió la escapada española (32-21) que llegó a ser de 17 puntos a cuatro minutos del descanso (46-29), sin haber necesitado ni de hacer faltas, perfectas al corte. Tras el descanso quiso salir de la pesadilla Francia, volviendo bien de vestuarios con Gruda, Hartley y Miyem (52-44). La respuesta de España no se hizo esperar, con Marta enchufada de nuevo.

 

Las galas encajaron con dificultad un golpe que llevó a las de Mondelo hasta un 67-49. Las de Valerie Garnier sufrieron para seguir en la final, pero igualaron el parcial demostrando la categoría de un equipo con la mitad de sus jugadoras novatas en un Europeo. Mondelo puso en juego un quinteto de bajitas y Silvia se encargó de volver locas a las galas (70-56) antes del último cuarto.

 

Ahí España no quiso confianzas, mientras a Francia le comía el reloj sin poner remedio a su cuarta final perdida de manera seguida. La renta no hacía peligrar el oro, pero la campeona no miró ni al luminoso, solo a la pista, para seguir depurando cada jugada para seguir como reina de Europa con un recital. Un doblete que nadie, salvo la URSS, había logrado.

 

FICHA TÉCNICA.
ESPAÑA: Palau (12), Cruz (6), Xargay (23), Nicholls (6) y Ndour (4) --quinteto inicial--; Domínguez (13), Ouviña (9), Casas (2), Gil (9), Pina (2), Vilaró (-) y Abalde (-).
FRANCIA: Epoupa (4), Johannès (7), Miyem (11), Ayayi (7) y Gruda (18) --quinteto inicial--, Chevaugeon (2), Hartley (17), Rupert (-), Badiane (-), Bankole (-), Chartereau (-), Fauthoux (-).
PARCIALES: 32-21, 18-15, 20-20, 16-10.
ÁRBITRAS: Juras (SER), Forsberg (DIN), Yalman (TUR). Eliminada por faltas Johannès.
PABELLÓN: Belgrado Arena.
 

Noticias relacionadas