Subida automática de sueldos para los mil empleados del Ayuntamiento de Salamanca

El consistorio aplicará el incremento salarial previsto para este 2018, válido desde el 1 de enero de forma retroactiva. Costará 75.000 euros más a las arcas municipales.

El Ayuntamiento de Salamanca aplicará de manera automática la subida de sueldo prevista en el acuerdo nacional entre los sindicatos y el Ministerio de Hacienda. La subida afectará al millar de empleados que tiene el consistorio que verán como sus nóminas se incrementan un 1,75% en vez del 1,5% previsto en presupuestos. Eso supone unos 75 euros de media al cabo del año para cada uno de los miembros de la plantilla municipal.

 

El consistorio ha anunciado su intención de aplicar los términos del acuerdo entre sindicatos y Montoro, que afecta a los salarios, la conciliación y a la posible recuperación de la jornada de 35 horas. Incluye una subida salarial de hasta un 8,8% en tres años, una bolsa de horas para flexibilizar horario en aras de la conciliación familiar y la posibilidad de volver a la jornada de 35 horas.

 

El acuerdo es oficial pero todavía no es legal porque tiene que ser aprobado por el Gobierno. Sin embargo, Fernández Mañueco no ha querido esperar a Hacienda y ha anunciado la aplicación antes de que se apruebe el decreto correspondiente.

 

La noticia es, en principio, positiva, pero también tiene su reverso negativo. El coste para las arcas municipales es de 75.000 euros adicionales sobre lo previsto porque la subida es de escasa entidad, sólo un cuarto de punto. De hecho, esos 75 euros de media es lo que piden los agentes de la Policía Local de Salamanca como en mejora salarial, que el concejal de Hacienda se resiste a aplicarlo.

 

Pero lo peor es que liga la subida de los salarios a este tipo de acuerdos en base a la situación económica coyuntural, no a la subida del IPC como había sido habitual en convenios y negociaciones colectivas. Y Hacienda sólo ha abierto la mano con el compromiso de ligarlo al crecimiento económico: si hay subida de PIB, habrá mejora salarial, como se ha hecho con las pensiones. Eso supone que, en caso contrario, se podría ver limitada al 0,25% que se han subida las pagas de los pensionistas.

 

De hecho, el IPC ha subido este mes hasta el 1,1% por el alza de los recibos y de la energía, con lo que la evolución del coste de la vida se ha comido ya buena parte de la mejora prevista. Con ese 1,75%, y hasta final de año, difícilmente se va a terminar de recuperar el poder adquisitivo perdido en los últimos años, aunque los sindicatos lo dan por bueno como un comienzo.

Noticias relacionadas