Suárez asegura que solo se hubieran reunido con el PSOE si el objetivo fuera "acumular puestos, cargos y sueldos"

Ana Suárez, de Ciudadanos, en la sala de prensa del Ayuntamiento de Salamanca. Foto: A. Santana

Suárez acusa a Mateos de haber querido "mercadear con el Ayuntamiento" ofreciéndo a Cs "todo menos la alcaldía". Su "manera de aceptar la derrota ha sido propia de un niño".

Ana Suárez ha salido este martes a la palestra para explicar los términos del acuerdo que ha llevado a Ciudadanos a compartir el gobierno del Ayuntamiento de Salamanca con el PP, y ha aprovechado para dar a conocer por qué el PSOE fue excluído de estas negociaciones, algo que según ha desgranado la candidata de Cs solo parece tener un responsable: José Luis Mateos, al que ha lanzado duras críticas. Según la candidata de Cs, ha dado "un espectáculo" y su "manera de aceptar la derrota ha sido propia de un niño".

 

Suárez no ha ahorrado críticas al portavoz socialista tras su discurso del pasado sábado en la investidura, en el que Mateos propuso "diálogo sin exclusiones" y lamentó que no se hubiera producido un cambio de gobierno, sin el PP, en Salamanca "por la codicia de cuatro". Mateos fue muy duro en su intervención, en la que dijo que el PSOE "no tiene precio" y que "la política la entendemos como un modo de vida y no como un medio de vida", algo que ha sentado muy mal en Ciudadanos, que se ha sentido aludido.

 

Suárez ha disparado sin misericordia a Mateos ya en su exposición, antes de que fuera preguntada por lo ocurrido. "Es fácil entender por qué ha sido sencillo llegar a un acuerdo con el PP y esto no se podía haber logrado con el PSOE", ha dicho en primer lugar para explicar que la elección de los 'populares' como socio de gobierno era "lo más natural" tras cuatro años de cooperación.

 

Suárez no se ha referido en ningún momento a las instrucciones de la Ejecutiva de Ciudadanos para tratar al PP como 'socio preferente', lo que deja entrever que había otros motivos para no plantearse una negociación. Según ha explicado, podían haberse reunido con el candidato socialista "pero eso hubiera sido mercadear con el Ayuntamiento de Salamanca, subastar su gobierno".

 

Según ha justificado, "jugar con un tercero la única ventaja que tiene es tener elementos de presión" y era "aprovecharnos de la situación para conseguir cosas". Suárez considera que solo hubiera sido comprensible negociar con el PSOE si el objetivo fuera "acumular puestos, cargos y sueldos", pero que eso era "jugar sucio" porque era "reunirse con alguien sabiendo que no vamos a llegar a un acuerdo". 

 

"Para nosotros lo más importante no eran los puestos", ha dicho, para acusar a Mateos de "haber ofrecido todo menos la alcaldía" y que "por lo visto" estaba dispuesto. "Ha intentado mercadear con la ciudad, subastar el gobierno de toda la ciudad", ha dicho sobre Mateos. La reunión oficial entre PSOE y Cs nunca llegó a producirse.

 

A partir de ahí, ha lanzado duras críticas al portavoz socialista del que ha dicho ha dado "un espectáculo" y su "manera de aceptar la derrota ha sido propia de un niño". "Ha sido la rabieta del repelente niño Vicente", ha dicho. Suárez también ha dicho que lo esperaba por la "deriva" de los últimos tiempos "pero si me entristeció".

 

Sobre el acuerdo con el PP, "ha sido fácil al contar una amplia experiencia común en la  gestiónmunicipal y no partir de la nada. En los últimos cuatro años hemos trabajado desde la oposición, con una actitud totalmente constructiva y proponiendo todo aquello que fuera beneficioso  para la ciudad; también loque nos llegaba a través del equipo de gobierno y era positivo para toda Salamanca".

 

Suárez ha puesto como ejemplo "los presupuestos, algo que determina el desarrollo del gobierno y, en la anterior legislatura, llevan el sello de Ciudadanos a través de medidas concretas que sólo han sido posible gracias a ese acuerdo. La buena sintonía ha sido fructífera hasta el punto de establecer proyectos a largo plazo que necesitan una continuidad en el tiempo".

 

"Esa negociación se ha plasmado en un documento programático que contiene sesenta y dosmedidas, concretas, realistas…, y con un plan de desarrollo trazado. Ahí está nuestro compromiso de trabajo por, y para Salamanca, con el objetivo fijado en el desarrollo económico a  través de la creación del empleo, el fomento de industria… Por esa razón hemos aceptado la fundamentales”.

Noticias relacionadas