Stop Desahucios Salamanca cumple un año “luchando contra los gigantes”

La plataforma ha asesorado a 150 familias desde que inició su actividad.

Hace doce meses que se constituyó la plataforma Stop Desahucios Salamanca, a partir de un grupo de vecinos del Barrio de Buenos Aires que vieron como su asociación fue evolucionando hasta convertirse en lo que es hoy. En su año de vida, Stop Desahucios ha prestado asesoramiento a una 150 familias y ha conseguido algunos “pequeños grandes logros” que ha repasado con motivo de su aniversario.

 

Desde febrero de 2013, la plataforma ha logrado la condonación de dos deudas, una de ellas tras una sentencia judicial, que ha permitido a dos personas olvidar el dinero que los bancos les reclamaban. Además, Stop Desahucios ha conseguido seis daciones en pago, con lo que la entrega de las viviendas de las personas que iban a ser desahuciadas han eliminado la deuda que se les exigía. No obstante, desde la plataforma han reclamado una alternativa para estos casos, como un alquiler social, que permita a los afectados seguir teniendo un techo bajo el que vivir.

 

Además, los miembros de Stop Desahucios Salamanca han apoyado a cuatro personas que han renegociado las condiciones de sus hipotecas (moratorias con reestructuraciones de deuda), han hecho posible la devolución de un pago injustamente cobrado en concepto de seguro de vivienda y tiene varios procesos judiciales abiertos contra entidades bancarias por incluir en sus hipotecas cláusulas abusivas.

 

Imelda Hernández, portavoz de la plataforma, ha ofrecido datos sobre los bancos y cajas con más casos abiertos. Así, Caja Duero es la entidad que engloba a más afectados, seguida por Banco popular, BBVA y Bankia. Caja Extremadura, Caja España o La Caixa, entre otras, son entidades que también tienen clientes afectados en Salamanca.

 

Los miembros de la plataforma han subrayado la importancia de agruparse para luchar contra los bancos: “Si vas solo los bancos te chulean, pero si vas con más gente acaban achantándose”, ha asegurado Maribel Rodríguez, miembro de Stop Desahucios.

 

La plataforma calcula que hay miles de afectados en Salamanca, pero que muchos de ellos guardan silencio por vergüenza o por miedo. “Debemos romper esa dinámica, y dejar claro que los verdaderos culpables son los bancos y la administración”, han apuntado. Tampoco las ayudas del Ayuntamiento de Salamanca son suficientes: “Son un insulto, son limosnas. Nosotros no pedimos limosna, pedimos justicia”, ha sentenciado Maribel.

 

Cada martes, la plataforma Stop Desahucios se reúne en la sede de ZOES (Calle Valle Inclán, 8), de 18 a 19 horas, y celebran una asamblea en la que se analizan los problemas de todos los afectados que se acerquen a exponerlos y se deciden los acompañamientos para protestar en bancos y juzgados.