SOS de las academias de español: piden no pagar impuestos y la prórroga de ERTEs para poder sobrevivir

Escuelas Menores de la USAL (Fotos: Jorge Sánchez)

Esta Federación pide que se amplíen los ERTEs para permitir la vuelta de los trabajadores de manera paulatina así como exonerar a los centros de enseñanza de español del pago de tributos.

La Federación de Escuelas de Español en España (Fedele) ha pedido al Gobierno que flexibilice los ERTEs para poder extender su vigencia o reincorporar a los trabajadores de manera paulatina a medida que la reactivación económica lo permita, así como exonerar de tributos a los centros idiomáticos "para evitar muchos cierres y, así salvaguardar" un sector "que tardará en generar el nivel de ingresos previos a la crisis".

 

Este sector es particularmente importante en Salamanca, donde las academias han visto como en los primeros días de marzo se cancelaban el 95% de los cursos que traen a la ciudad a 35.000 alumnos cada año, lo que pone en serio riesgo la viabilidad de muchos negocios y la permanencia de cientos de empleos.

 

Ante esta situación, el PSOE ha impulsado una moción para aprobar en el pleno del Ayuntamiento de Salamanca, a la que se han sumado todos los grupos políticos, pero considera que hay que ir más allá. Además de "vehicular" hacia otras administraciones las peticiones del sector, José Luis Mateos considera que se deben tomar otras medidas de apoyo directo e "implicarse" con las academias.

 

Salamanca recibe un importante número de alumnos de Cursos Internacionales de la Usal del continente más afectado, Asia, con un gran número de chinos y también de italianos; y miles de estadounidenses son el principal público de los cursos de las academias privadas, que tiene su temporada alta en verano. 

 

Desde Fedele se ha explicado que el sector del turismo idiomático, escuelas de español en España, residencias, familias que hospedan alumnos y agentes idiomáticos, "no volverá a una cierta normalidad con el levantamiento del estado de alarma, ni siquiera podrá sostenerse con el turismo nacional" ya que los alumnos que estudian español son extranjeros.

 

Por ello, Fedele ha creado una Plataforma de centros ELE afectados por el Covid-19, que cuenta ya con más de 120 escuelas de español adheridas y con la que pretenden hacer reflexionar al Gobierno sobre las medidas impulsadas y que consideran "insuficientes" para un sector del que dependen muchas familias "y que en estos momentos, está totalmente desprotegido".

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: