Sorprende a un ladrón robando desde la terraza de su casa en el Paseo de la Estación

El detenido es un habitual de la Policía, con 28 antecedentes, y ya había robado pocos días antes en la calle San Bruno.

Agentes de la Policía Nacional de Salamanca han detenido en la tarde de ayer a un varón, tras llamada telefónica efectuada por la propietaria de una vivienda sita en el número 64 del Paseo de la Estación cuando le había sorprendido en la terraza de su domicilio, por lo que llamó al 091.

 

Los agentes accedieron al piso tras abrirles la puerta la requirente, sorprendiendo al detenido con un destornillador en la mano, arrojándolo al suelo al percatarse de la presencia policial, tratando de huir del lugar a través de un andamio por el que había accedido a la terraza. Tras ser interceptado se le intervino un gorro y los guantes que llevaba puestos y otros efectos entre los que se encuentran una gafas graduadas y documentación a nombre de otra persona, cuya procedencia es investigada.

 

El detenido, al que le constan 28 antecedentes, fue puesto a disposición judicial el pasado viernes, como presunto autor de un robo con fuerza perpetrado en una vivienda  de planta baja sita en el número 94 de la calle San Bruno, donde se apoderó de dos ordenadores portátiles, otros efectos electrónicos y numerosas joyas, hechos ocurridos durante la noche del 14 al 15 del presente mes, aprovechando que los propietarios se encontraban ausentes. Un familiar denunció los hechos, constatándose tras las investigaciones practicadas que el autor había accedido al tejado de la vivienda utilizando una valla, descolgándose hasta el patio interior y posteriormente, fracturando la ventana del baño. Además de identificar y detener al presunto autor, se logró recuperar parte de las joyas y efectos sustraídos, tras un registro con mandamiento judicial, efectuado en su domicilio en la calle Beleña, y la intervención de un lote de joyas que había vendido en un establecimiento de compraventa del ramo, en la Avenida de Portugal, efectos que fueron devueltos a su propietario en calidad de depósito, para lo que disponga la autoridad judicial.

 

En dependencias policiales se tramita el atestado por el que el detenido será puesto de nuevo a disposición del Juzgado de Instrucción de guardia.