¿Soportaría el hospital de Salamanca un atentado?

Patricia Balboa, médico del Servicio de Hemoterapia de Castilla y León en Salamanca (Foto: T. Navarro)

Patricia Balboa, médico del Servicio de Hemoterapia de Castilla y León en Salamanca, cuenta que es necesario que la sociedad se conciencie de que la sangre caduca, por lo que deben realizar sus donaciones de forma escalonada para que los bancos de sangre se mantengan estables siempre. 

HORARIO (Paseo de San Vicente nº58)

- Lunes, martes, miércoles, jueves y viernes

De 10.00 a 14.00 horas y de 17.00 a 21.00 horas.

- Primer y tercer sábado de mes

De 10.00 a 14.00 horas.

También se desplazan por laprovincia, para saber dónde están solo hay que entrar en la web www.centrodehemoterapiacyl.es

Ser una víctima o no serlo. Es la fina línea que separa a dos personas de la vida y la muerte tras un atentado como el ocurrido el pasado 17 de agosto en Barcelona. Lo explica muy bien Patricia Balboa, médico del Servicio de Hemoterapia de Castilla y León en Salamanca, quien destaca la actitud de los españoles, que nada más conocer lo ocurrido, se dirigieron a los bancos de sangre de Cataluña para 'poner su brazo' e intentar salvar la vida de todos los afectados.

 

Pero, ¿sabías qué la sangre caduca?. Según sus propias palabras, es muy necesario qué "cuando ocurren este tipo de hechos, lo esencial es tener preparada ya la sangre dentro de los stocks de los centros de hemoterapia, hay que tener en cuenta que no se puede transfundir nada más hacer la donación. Lleva un procedimiento, necesita unas analíticas, pasar por un laboratorio, franccionamiento... y eso lleva su tiempo", explica a la vez que recuerda que la sangre "sólo sirve durante un tiempo, después caduca y hay que deshecharla".

 

Por ello, Balboa recuerda lo importante de concienciar a la sociedad para que donen a diario y no sólo cuando ocurre algo así. "No hay que pensar sólo en momentos tan graves como el atentado ocurrido, a diario hay muchas otras necesidades de otro tipo que salvan vidas... se realizan operaciones, hay accidentes de tráfico, en definitiva urgencias que pueden darse. Las avalanchas no sirven de nada".

 

 

En este sentido, y a la pregunta de si ¿soportaría la ciudad charra un atentado?. "Es una respuesta que yo no podría responder, no sabemos nunca a lo que te puedes enfrentar. De todas formas, el Complejo Asistencial está preparado para sus necesidades habituales y además tenemos el stock central que en caso de agotarse, podríamos tirar de ahí. Luego si una Comunidad Autónoma necesita sangre se podría servir de otros centros de hemoterapia".