"Somos personas y el árbitro como persona deja que desear... Me ha roto un sueño"

Raúl Ruiz vio como en el minuto 30 el colegiado decidía expulsarlo y dejarle sin jugar el partido que lleva una vida esperando. 

Raúl Ruiz fue el protagonista involuntario y triste del encuentro porque de manera poco comprensible fue expulsado en el primer tiempo por doble amonestación. Se fue muy enfadado del campo y al borde de las lágrimas en algún momento explicaba: "Llevo jugando a esto del fútbol desde los siete u ocho años y nunca me he sentido así en un campo de fútbol". Reconoce que "la primera es amarilla y después de verdad que no le digo nada, sólo le pido la amarilla igual que me la sacó a mí y me expulsa. Antes de jugadores somos personas y él como persona deja mucho que desear".

 

Le han roto un sueño, así de rotundo. "Me cuesta hablar porque estoy jodido porque mi familia me veía por la tele. Han venido familiares y amigos y tal...". Y reiteró: "Ni en Segunda B ni en Segunda esto me ha pasado. No sé porque me ha pasado esto. No lo entiendo".

 

Raúl señala que para Guijuelo este partido "era una fiesta. Llevo en el club tres temporadas y gracias al trabajo y a los compañeros de este año y el año pasado, era un premio. En el Helmántico no jugué porque el míster me dio descanso y en el minuto 30 se han cargado un sueño". 

Noticias relacionadas