"Somos la Lonja del ridículo"

Mesa de ovino de la Lonja de Salamanca (Foto: Chema Díez)
Ver album

Gabriel Hernández, vocal del sector comprador de la mesa de ovino de la Lonja de Salamanca, mostró su desacuerdo con la decisión del presidente de bajar solo 0,25 euros el precio de los lechazos.

Se puede decir más alto, pero muy poco más claro. "Perdonadme que os lo diga, pero somos la Lonja del ridículo". Así se ha expresado en la sesión de este 28 de noviembre el vocal del sector comprador de la mesa de ovino de Salamanca, Gabriel Hernández, después de conocer que el presidente de la mesa había optado por bajar solo 0,25 euros el precio de los lechazos y no los 0,50 euros que él había demandado.

 

"Decidme, por favor, si hoy se venden lechales a 59 euros, hombre. Es que hay cosas que no pueden ser...", argumentó Hernández indignado ante la situación vivida en la mesa y ante la nula respuesta de un presidente que solo saber 'cortar por la mitad' y apenas tiene conocimiento de lo que ocurre en el sector.

 

Así, el paso del tiempo solo hace que dar la razón a todos los que señalan que la Lonja de Salamanca ha dejado ya de ser una referencia para el sector del ovino, entre otros...

 

En lo que se refiere a la fijación de precios en la mesa de ovino, finalmente los lechazos bajaron su precio 0,25 euros con peticiones de repetición y bajada de 0,10, 0,20 y 0,25 euros por parte de los ganaderos y de entre 0,20 y 0,50 euros por parte de los compradores.

 

Por su parte, todas las categorías de corderos cotizados vieron cómo su precio repetía en relación a la semana pasada.