Solución al misterio teórico-experimental del oro

Resolviendo dudas entorno al oro

El debate de por qué el oro es especial ha permanecido hasta ahora sin resolver, incluso para las propiedades atómicas más básicas.

Peter Schwerdtfeger, jefe interino del New Zealand Institute for Advanced Study, junto con colegas internacionales, ha resuelto el problema al descubrir cálculos más precisos para el oro que ayudarán a los científicos a superar la brecha entre la teoría y el experimento.

 

"La precisión en la ciencia es vital incluso en los experimentos más simples: por ejemplo, si tomas una pelota y la haces rodar por una pendiente, puedes medir el gradiente de la pendiente, el peso de la pelota, las condiciones del viento, etc. Podría predecir la velocidad con la que la pelota llegaría al final de la pendiente. Cuanto más precisos se hicieran esos cálculos, más probable sería que sus predicciones sobre la velocidad de la bola estarían más cerca de lo rápido que realmente son".

 

"El oro es un poco más misterioso y complejo de medir debido a su naturaleza cuántica, pero incluso en experimentos básicos, como la eliminación y la adición de electrones, se mantuvo inconsistente Nuestros cálculos son importantes porque los cálculos más precisos son capaces de producir resultados más confiables", dice el profesor Schwerdtfeger.

 

El equipo fue capaz de reducir la discrepancia entre la teoría y el experimento a sólo unos pocos mili-electrón-voltios, que es una mejora gigante sobre los resultados anteriores, según un comunicado de la Massey University. Lograron esto usando un enfoque, que otros científicos han descuidado, llamado el enfoque de Feynman, que mira la cuantificación del campo electromagnético - esencialmente mirando cómo la luz y la materia interactúan.

 

Este conocimiento se puede aplicar para mejorar aún más las predicciones en la investigación no sólo del oro, sino de otros elementos pesados, dice el profesor Schwerdtfeger.