Sólo tres ofertas para hacerse cargo de la obra de la vía férrea de La Fregeneda

Uno de los puentes del tramo Fregeneda-Barca D'Alva. Foto: F. Oliva

La Diputación cierra este viernes el plazo de ofertas tras invitar a empresas a que presentaran sus propuestas. Sólo han llegado tres para el nuevo proceso tras declararse desierto en que se hizo en diciembre.

La conversión de la vía férrea de La Fregeneda en itinerario turístico sólo ha recibido tres ofertas para hacerse con el contrato de rehabilitación del tramo más emblemático del recorrido, que lleva meses a la espera de que la Diputación resuelva los trámites para adjudicar la obra. La licitación iniciada el pasado mes de diciembre quedó desierta y ahora La Salina hace un nuevo intento de conseguir que alguna empresa se haga cargo de la obra.

 

Tras no presentarse ninguna empresa al procedimiento abierto, se decidió licitarla por procedimiento negociado sin publicidad invitando a doce empresas a que presentaran ofertas; se les cursó invitación a finales de febrero por trámite de urgencia. Finalmente, sólo se han presentado tres. Se trata de HERGON METROPOLITAN, S.L.; la UTE Hispánica de Viales 2011 y Copisa y la UTE de General de Construcciones Civiles, Gecocsa y Petrucco. La segunda, la unión temporal entre Hispánica de Viales (lo que era la desaparecida PAS) y Copisa tiene que presentar documentación que falta para que se admita su oferta. En todo caso, el plazo termina hoy y sólo habrá estas tres ofertas.

 

El proyecto está licitado por casi 800.000 euros de presupuesto y contempla diversas actuaciones para acondicionar la vía férrea como itinerario peatonal; se arreglarán la vía, túneles y puentes y habrá nueva señalización, bancos o aparcamientos para bici. En total, se arreglarán 2.000 metros de vía, dos túneles y 500 traviesas. El plazo de ejecución es de diez meses, pero todavía hay que adjudicar, firmar contrato y empezar las obras.

 

 

NO ESTARÁ LISTO HASTA LA PRÓXIMA PRIMAVERA

 

El tropiezo en la licitación de la obra va a afectar a los plazos para la apertura de la vía como itinerario peatonal, que ya iban tarde. El compromiso data de finales de 2014, cuando Javier Iglesias anunció que recuperaba este proyecto y lo convertía, junto al plan estratégico de turismo, en sus apuestas para 2015; a finales de ese año se constató el incumplimiento: nada se había hecho en ambas cuestiones. La obra tiene una duración prevista de 10 meses, así que va a ser difícil que esté accesible a los usuarios antes de la Primavera de 2018.

 

El proyecto de la vía férrea se retrasó en parte por las dificultades para aunar la protección de la vía, que es BIC, la del entorno natural (está en pleno parque natural de Arribes), los intereses de su propietaria (Adif) y las condiciones necesarias para el turismo. Uno de los mayores méritos del autor del proyecto es haber aunado, por primera vez, todos estos intereses; por ejemplo, se ha conseguido un acuerdo como Medio Ambiente para preservar las peculiares colonias de murciélagos, de especies propias del parque, que habitan en dos de los túneles.

 

Desde que en 2007 se hablara por primera vez de convertir el tramo de la vía férrea entre La Fregeneda y la localidad portuguesa Barca d’Alva en un intinerario turístico, el proyecto nunca había estado tan cerca de hacerse realidad. Con el proyecto terminado y en ejecución los detalles dibujan un itinerario turístico en el que concurren elementos patrimoniales, paisajísticos y ambientales por la riqueza de las construcciones ferroviarias, la comarca de Arribes y su fauna.