"Solo pido que ese cabrón esté vivo, deberíamos lapidarle entre todos”, la reacción de Ana Obregón ante lo ocurrido en Tenerife
Cyl dots mini

"Solo pido que ese cabrón esté vivo, deberíamos lapidarle entre todos”, la reacción de Ana Obregón ante lo ocurrido en Tenerife

Ana Obregón (Foto: E. P.)

La actriz ha escrito una carta, en su perfil de Instagram, de lo más emotiva en sus redes sociales para Beatriz, la madre de las dos niñas.

Ana Obregón, que está viviendo uno de los momentos más complicados de su vida tras despedirse de su madre hace varias semanas para siempre y de asumir la muerte de su hijo, Aless Lequio, hace un año, ha querido mandar un mensaje de apoyo a la madre de Olivia y Anna.

 

La actriz ha escrito una carta, en su perfil de Instagram, de lo más emotiva en sus redes sociales para Beatriz, la madre de las dos niñas desaparecidas en Tenerife, en alta mar, donde hemos podido ver el dolor que siente y cómo empatiza ante su sufrimiento:

 

"Querida Beatriz, he seguido tu historia de esperanza y valentía desde el principio de esta tragedia. Solamente pido que ese cabrón, si cabrón y asesino, este vivo. (A los mierdas hay que llamarles por su nombre). Y si la justicia fuera justa cuando le cojan que no entre en la cárcel unos años como hacen con todos los asesinos de sus hijos,sino que deberíamos lapidarle entre todos y yo tiraría la primera piedra. Y a ti, querida Beatriz, poco puedo decirte, porque no hay consuelo. Cuando una madre pierde un hijo nos entierran en vida. No voy a pedirte que seas fuerte, ni que pienses que está en el cielo, ni todas esas cosas que nos dicen con cariño pero que no nos ayudan en nada. Solamente puedo mandarte todo mi amor y decirte que no estás sola. Toda España está contigo y somos muchas las madres que han perdido a su hijo y que lloramos contigo. #Olivia DEP".

 

Con este texto, Ana Obregón se muestra de lo más solidaria con Beatriz y le tiende su brazo para que no se sienta sola en este duro momento que le ha tocado vivir después de sufrir la violencia vicaria extrema de su expareja.