Solo los lechones cotizan a la baja en una mesa de porcino que marca el signo de la repetición

(Foto: Chema Díez)
Ver album

Los sectores de porcino blanco e ibérico apenas movieron sus precios en una jornada de estabilidad pese a que ganaderos e industriales siguen sin entenderse.

El lechón ibérico ha sido la única categoría de la mesa de porcino que ha visto alterado su precio en la sesión de este 25 de abril en la que ha quedado claro, una vez más, que ganaderos e industriales no van a llegar a un acuerdo en la vida. Y es que, su visión del sector es completamente opuesta...

 

Así las cosas, en el porcino blanco, al no estar los dos vocales encargados de fijar las cotizaciones, se optó por una repetición de los precios, mismo camino que siguió el ibérico, aunque no con la misma facilidad.

 

No en vano, los ganaderos ven un mercado en el que la demanda aún supera a la oferta, todo lo contrario que los industriales, por lo que se antoja imposible llegar a un acuerdo. Además, y según Asici, el nivel de sacrificio en los últimos 7 días fue de más de 72.000 animales, con un leve aumento de los pesos.

 

Los ganaderos solicitaron una subida de 0,02 euros para el cebo y el cebo de campo, mientras que los industriales demandaron entre 0,01 y 0,02 euros pero... de bajada, para una repetición final. El resto de categorías repitió el valor de la semana pasada.

Noticias relacionadas