Solicitan 4 años de cárcel e inhabilitación temporal para el secretario de Villarino

Ayuntamiento. El asesor jurídico municipal de esta localidad fue juzgado por un delito de reproducción indebida de un informe de contratación administrativa
M. S. B.

Cuatro años de prisión y nueve meses de inhabilitacion es la pena solicitada por la acusación particular, además de una multa de 15 euros al mes, durante ese periodo, para el secretario del Ayuntamiento de Villarino de los Aires, B. G. M., cuya pena quedó vista para sentencia.

El acusado llegó al banquillo de la Audiencia Provincial de Salamanca, por supuesta falsificación de documentos públicos. Un hecho, que llevó a los dos letrados contratados verbalmente por el Consistorio de Villarino, a denunciar el caso, debido a que según los querellantes, E. I. y J. G. B., no han recibido sus honorarios correspondientes, porque al parecer y siempre según estos dos testigos y denunciantes, el secretario municipal en cuestión niega que se produjera contratación administrativa.

Es decir, para llevar a cabo un contrato en cualquier institución pública, es necesario, además de un informe que demuestre la contratación administrativa, un informe previo en el que se especifique esta contratación. Un hecho que según los denunciantes y la acusación particular no se llevó a cabo, ya que fueron contratados, como habían quedado con la entonces alcaldesa del municipio, en el año 2009, en que saliera en votación al pleno, y si allí salía mayoría de votos a favor, los letrados, E.I. y J. G. B., prestarían sus servicios al Consistorio.

Un hecho que no niega el acusaso, B. G. M., pero que sí remite a los sucesivos informes en los que no aparece tal aclaración.

La acusación particular hizo mención también a un segundo informe (1 de octubre de 2009) que el mismo secretario, elaboró para, según esta parte, omitir algunos errores jurídicos del original, redactado a 29 de septiembre de 2009, solamente a raíz de la existencia de la querella.

A lo largo de todo el proceso judicial que tuvo lugar ayer en la Audiencia Provincial, el secretario de Villarino sostuvo en todo momento que “cumplía con su trabajo de asesor jurídico bajo las órdenes de la alcaldesa”. Una declaración a la que la acusación particular respondió con que la obligación del secretario en ese caso, era impedir que algo que no fuese totalmente legal, siguiera un proceso administrativo y judicial.

Los querellantes, por su parte, sostienen que el contrato administrativo existe, por lo que su contrato fue firme y efectivo en cuanto a las labores que llevaron a cabo en el Ayuntamiento de la localidad de Villarino de los Aires.

El Ministerio Fiscal, en cambio, sostiene que el acusado no demuestra intención falsaria en ninguno de los documentos, sino todo lo contrario, ya que según el fiscal, el secretario municipal de Villarino quiso aclarar el primer informe, posiblemente mal redactado, para evitar cualquier tipo de confusión hacia los letrados.

La Audiencia Provincial decretó ayer que el caso del secretario de la localidad de Villarino de los Aires está visto para sentencia. Una resolución que tendrá lugar en los próximos días y de la que se dará cuenta en este periódico.