Solemnidad y recogimiento para acompañar a Jesús Flagelado y el Cristo Yacente este miércoles

Nuestro Padre Jesús Flagelado, silencio y penitencia en la noche de Miércoles Santo (Foto: T. Navarro)

La Hermandad de Jesús Flagelado ofrecerá su solemne desfile este Miércoles Santo por el centro de Salamanca y cuando el día da su último suspiro procesionará el Cristo Yacente. 

La Hermandad de Nuestro Padre Jesús Flagelado y Nuestra Señora de las Lágrimas cumplirá este Miércoles Santo con la tradición al abrir las puertas de la iglesia del Espíritu Santo (Clerecía), para partir por el centro de la ciudad en su solemne y serio desfile.

 

Los numerosos hermanos saldrán a las 21.30 horas e iniciarán su recorrido por plaza de San Isidro, Libreros, Calderón de la Barca, Benedicto XVI, Rúa Mayor, Quintana, Poeta Iglesias, Plaza Mayor, Prior, plaza de Monterrey, Compañía, plaza de San Isidro e Iglesia del Espíritu Santo.

 

Los fieles y turistas podrán ver el paso de Nuestro Padre Jesús Flagelado, de Luis Salvador Carmona (1760), una de las tallas más señaladas de la Pasión salmantina en la se muestra a Jesucristo recogiendo sus vestiduras tras ser flagelado.

 

Asimismo, la imagen de Nuestra Señora de las Lágrimas también partirá de la Clerecía, una obra de José Miguel Sánchez Peña (1977), que, al igual de Jesús Flagelado, será recibido al comienzo de la procesión con una saeta, a las puertas de la Clerecía.

 

El hábito de los participantes consta de túnica y capas negras, junto al capirote y el fajín de color eminencia, además de zapatos negros y guantes blancos. De esta forma, los integrantes saldrán por las calles salmantinas, que iluminarán con sus cirios.

 

EL YACENTE EN LA MEDIANOCHE

 

Con la llegada de la medianoche, cuando el Miércoles Santo dé su último suspiro, llegará el momento de que salga de la Catedral de Salamanca la procesión de la Real Cofradía Penitencial de Cristo Yacente de la Misericordia y de la Agonía Redentora.

 

En el recogimiento que caracteriza a este desfile, los cofrades abrirán paso con sus túnicas blancas, sin capa, con los fajines de color rojo y con sus alargados capirotes; sin calcetines, ni guantes, solo alpargatas blancas.

 

Tras el paso del primer penitente, que llamará con dos campanas al silencio de los congregados, irán pasando los presentes hasta la llegada del Santísimo Cristo de la Agonía Redentora, una talla anónima de 1525, la más antigua de cuantas salen durante la Pasión salmantina.

 

Posteriormente, más de 40 hermanos cargarán con el Santísimo Cristo Yacente de la Misericordia, realizado por Enrique Orejudo en 1991y que marca el paso de los devotos que se concentran a ambos lados de la calle.

 

El recorrido comenzará en la Catedral Nueva y seguirá por Atrio de la Catedral, plaza de Anaya, Tostado, San Pablo, plaza del Poeta Iglesias, Plaza Mayor, Zamora, Isabeles (trilogía de la Pasión), Santa Teresa, Crespo Rascón, Bordadores, Plaza de Monterrey, Compañía, Rúa Antigua, plaza de San Isidro, Libreros y Calderón de la Barca, así hasta el regreso a la seo.