Situación "crítica" en los hospitales de Castilla y León: así están, uno por uno
Cyl dots mini

Situación "crítica" en los hospitales de Castilla y León: así están, uno por uno

Hospital Universitario de Burgos.

Sanidad reorganiza centros y convierte el gimnasio del hospital de Palencia o el salón de actos del complejo de Segovia en zonas de hospitalización.

El aumento de la presión hospitalaria, por un incremento de la incidencia de la pandemia del coronavirus en su tercera ola, así como la situación "crítica y muy compleja" en la que se encuentran algunos hospitales por la ocupación de camas UCIs ha llevado a tener que "reorganizar" el sistema, cerrar quirófanos y derivar a la sanidad privada a algunos pacientes, concretamente en Valladolid.

 

Así lo ha explicado este lunes la consejera de Sanidad, Verónica Casado. Durante su comparecencia, Casado ha explicado que la situación epidemiológica ha empeorado este fin de semana en todas las provincias de Castilla y León, que se encuentran en situación de "riesgo muy alto" por la alta incidencia acumulada.

 

Y es que se ha pasado, en seis días, desde el pasado martes hasta este lunes, de registrar 1.277 personas ingresadas en los hospitales de la Comunidad a 2.037, un aumento del 59 por ciento, y de los que 259 se encuentran en UCIs, por lo que ha pedido la colaboración de los ciudadanos para que eviten los contactos y las salidas innecesarias porque la situación hospitalaria es "muy compleja".

 

Ello ha obligado, tal como ha indicado la consejera de Sanidad, a reorganizar los centros hospitalarios para ampliar el número de camas ocupando diferentes espacios como el gimnasio del hospital de Palencia o el salón de actos del complejo de Segovia, además de que ha sido necesaria reorganizar la actividad quirúrgica y cerrar algunos quirófanos así como derivar pacientes a la sanidad privada, como es el caso de los hospital Clínico Universitario y Río Hortega de Valladolid.

 

Así en Ávila, con una ocupación del 70,4 por ciento y 10 pacientes en críticos, funcionan 5 de sus ocho quirófanos; en Burgos, con el 66 por ciento de ocupación, y 46 pacientes el UCI, están operativos 14 de sus 18 quirófanos; en Miranda de Ebro, dos de sus tres quirófanos y una ocupación del 65 por ciento y en Aranda de Duero, funcionan sus tres quirófanos y están al 53 por ciento de ocupación.

 

En el comarcal del Bierzo, en situación "crítica" la ocupación es del 66 por ciento, con 17 pacientes en UCI y funcionando tres de ocho quirófanos; en Palencia, 30 pacientes en UCI y funcionando cuatro de sus 12 quirófanos en una situación "crítica"; en Salamanca, con una ocupación del 85 paciente, 52 pacientes en críticos y funcionando seis de sus 25 quirófanos; y en Segovia, la situación es "muy crítica" y sólo están operativos 3 de 18 quirófanos con un nivel de ocupación del 73 por ciento.

 

En el complejo asistencial de Soria la ocupación es del 63 por ciento, con 16 pacientes en UCI; en el Clínico de Valladolid, con el 85 por ciento de ocupación y 71 ingresados en UCI, se ha desviado pacientes a la privada y funcionan dos de sus 21 quirófanos; el Río Hortega la ocupación es del 88 por ciento, sólo opera uno de sus 18 quirófanos y también ha derivado enfermos a la privada, mientras que en el comarcal de Medina del Campo están operativos dos de sus cuatro quirófanos y su ocupación es del 50 por ciento. En Zamora, la ocupación hospitalaria alcanza el 72 por ciento, con 12 pacientes en UCI y operativos ocho de sus nueve quirófanos.

 

A esto hay que añadir la situación del edificio Rondilla, centro de referencia para toda la Comunidad para el tratamiento de pacientes Covid, que cuenta actualmente con 70 camas, de las que 54 están ocupadas y que ha puesto en marcha una segunda planta.

 

"La situación es muy compleja y se ha trasladado de forma muy agresiva e intensa a los hospitales", ha aseverado Verónica Casado, quien ha recomendado a todos los ciudadanos el autoconfinamiento, especialmente en aquellos municipios donde se han realizado o se van a realizar cribados masivos a la población porque son localidades "con indicadores muy malos y con una tendencia al alza".