Sindicatos y Educación, en 'pie de guerra' por la supresión de plazas de maestro en 17 colegios de Salamanca
Cyl dots mini

Sindicatos y Educación, en 'pie de guerra' por la supresión de plazas de maestro en 17 colegios de Salamanca

Colegio CEIP Nicolás Rodríguez en el barrio de Pizarrales.

Educación plantea reducir en catorce plazas la plantilla de maestros para el próximo curso, más que hace un año, tocando a colegios de la capital, el alfoz y localidades rurales.

La negociación de las plantillas de profesores para el próximo curso 2020/2021 ha empezado con mal pie. En los últimos compases del año, sindicatos y Junta siempre se ven las caras para negociar supresiones y creaciones de puestos en un tira y afloja que siempre suele ser intenso, pero que acaba llegando a buen puerto. Sin embarogo, esta vez los principales sindicatos del sector salieron el 20 de diciembre a la palestra para decirle a la consejería de Educación que no iban a negociar las plantillas de cara al próximo curso, al menos, no con los criterios "economicistas" de la Junta.

 

El motivo del enfado es la supresión de plazas, un total de 83 solo en la plantilla de maestros en Castilla y León, la más afectada habitualmente por la falta de alumnos no solo en el mundo rural, sino también en algunas ciudades. Está en la línea de lo ocurrido en los últimos años y que luego se maquilló en la negociación. Sin ir más lejos, hace un año y para el presente curso la propuesta inicial de 278 supresiones de docentes y 196 nuevos puestos para el curso 2019-2020, y se quedó finalmente en 261 supresiones y 268 plazas creadas, un saldo final de 7 puestos docentes más, insuficiente según los sindicatos.

 

En el caso de Salamanca, la cifra final es de 14 menos: se crean 19 plazas y se amortizan cinco, más que hace un año, cuando inicialmente se propuso suprimir 15 y crear 5, -10 en total. Al final el resultado fue de seis plazas menos. 

 

Este años los centros diferentes afectados con los cambios son 21 en toda la provincia, y en 19 se suprimen plazas de maestros, aunque solo en 17 la pérdida es neta. Entre ellos, centros de Béjar, Cabrerizos, Cantalapiedra, Cantaracillo, Fuentes de Oñoro, Navasfrías, Puerto de Béjar, Robleda, Tamames, Villamayor, Villoria y Villarino de los Aires. De la lista propuesta para suprimir y crear plazas, solo Castellanos de Moriscos gana una plaza y Villamayor se queda como está, porque ve suprimirse una y crearse otra. Y luego está el caso de la capital.

 

Según la plantilla propuesta, que se está negociando, los colegios de la capital ven perderse cuatro plazas y la creación de dos, con lo que el balance es de dos maestros menos en dos colegios. El CEIP Félix Rodríguez de la Fuente perdería una plaza en Infantil por supresión de unidad y puesto que no funciona; el Francisco Vitoria se queda como está porque pierde uno y gana otro en un proceso de transformación a bilingüe; lo mismo pasa en el Lazarillo de Tormes; y el CEIP Nicolás Rodríguez pierde uno en Primaria por supresión de unidad y puesto que no funciona. Este colegio de Pizarrales tiene problemas desde hace años por la falta de alumnos que está detrás de la supresión de plazas de maestros.

 

A esto le quieren dar la vuelta los sindicatos en una negociación que arrancó a finales de diciembre y que, tras las manifestaciones en rueda de prensa conjunta, se anticipa tensa. Los encuentros no se producirán en Salamanca hasta finales de enero, pero en otras provincias la ronda arranca en poco más de una semana, y ahí se podrá ver cuál es la situación.