Sin zonas de baño autorizadas en Salamanca: la responsabilidad de contagios Covid, en manos de los ayuntamientos
Cyl dots mini

Sin zonas de baño autorizadas en Salamanca: la responsabilidad de contagios Covid, en manos de los ayuntamientos

Mapa 2020 (JCyL)

La Junta hace públicas las zonas donde se autoriza el baño en los ríos, lagos, embalses o arroyos y Castilla y León cuenta con hasta 35 repartidas en el resto de las ocho provincias, todas menos Salamanca. 

Como cada año, durante la temporada de baño con fecha de comienzo el 15 de junio y finalización 15 de septiembre, se publica el mapa de aptitud de las zonas de aguas de baño del censo oficial de la Comunidad de Castilla y León, este año en total suman 35.

 

En este caso, Salamanca será de nuevo, durante el verano de 2021, la única provincia de la comunidad que no tendrá ninguna zona de baño autorizada para disfrutar de un buen chapuzón.

 

 

Detrás de esta situación está la falta de solicitudes. Según han explicado a este medio fuentes de la delegación territorial de la Junta, "la administración regional declara estas zonas de baño a petición de los ayuntamientos y no se ha producido ninguna solicitud", aclaran. 

 

A pesar de ello, dejan claro que esto no impide el baño en estos lugares de diversión para mayores y pequeños, pero será "careciendo del control de salubridad de las aguas y bajo la supervisión y responsabilidad de los propios ayuntamientos". 

 

La renuncia de Puente del Congosto en el año 2016 a este reconocimiento dejó sin zonas de baño a la provincia, pese a que los ríos y pantanos cuentan con numerosas instalaciones. Cabe destacar que León (12) y Zamora (9) son las que más tienen, con 21 entre las dos, mientras que el resto cuentan con cuatro o menos. 

 

 

Directrices higiénico-sanitarias piscinas de uso colectivo 

La limitación de aforo y las normas de seguridad obligan a marcar distancias y controles. Para que no haya dudas y todos puedan disfrutar del agua con tranquilidad, la Junta ha editado una guía con la que asesorar a propietarios, trabajadores y usuarios sobre el correcto uso de las instalaciones.

 

Los aforos para la apertura de piscina de uso público en condiciones de seguridad ante el Covid-19, se limitan al 75 por ciento -al igual que en las pisicnas comunitarias-, lo cual puede resultar complejo de medir en un plano acuático. El máximo en condiciones normales serían dos personas por metro cuadrado.

 

En todo caso, se debe mantener siempre la distancia de seguridad de 1,5 medio entre personas no convivientes. Todos los objetos personales se deberán de tenerse junto a los usuarios evitando el contacto con el resto.

 

Un aspecto importante a tener en cuenta es la ventilación de los espacios cerrados, tales como vestuarios y baños, botiquín y salas técnicas. El hacinamiento y la ausencia de ventilación son factores que favorecen la transmisión del virus.

 

Taquillas, vestuarios, aseos, duchas, zona de baño, puesto del socorrista, accesos y salidas... Todas las zonas de uso común deberán ser limpiadas y desinfectadas.

 

Finalmente, si ya era obligatorio cumplir con unos controles y tratamiento del agua antes del coronavirus, con él se hacen más importantes aún

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario:

Noticias relacionadas