Sin terrazas en la Plaza Mayor los días de concierto desde las 21.00 horas hasta la mañana siguiente

Una terraza permanente en la Plaza Mayor de Salamanca.

Los hosteleros tendrán que retirar mesas y sillas antes de las nueve de la noche los días 7, 8 y 9, y no habrá terrazas hasta el día siguiente. La Policía Local controlará los accesos a la Plaza Mayor en todos los conciertos, no se podrán llevar botellas o mochilas grandes y se limitará el aforo máximo.

La Junta Local de Seguridad, que reúne a las instituciones y cuerpos con funciones de seguridad en Salamanca, ha puesto sobre la mesa el paquete de medidas para las Ferias y Fiestas. A lo ya conocido de prevención contra ataques terroristas o las tibias medidas contra el consumo de alcohol, se une una de las más comentadas: la eliminación de las terrazas para los conciertos de la Plaza Mayor.

 

Como adelantó TRIBUNA este lunes, este año se quitarán sillas y mesas de las terrazas de la Plaza Mayor durante los tres grandes conciertos de los días 7, 8 y 9 de septiembre. La decisión estaba tomada y el Ayuntamiento, miembro de la Junta Local de Seguridad, llevó esta postura a la reunión donde ha sido refrendada. Son los tres concierto en los que se prevé una mayor afluencia, lo que ha animado a liberar el espacio que ocupan las terrazas de los negocios hosteleros y eliminar estos elementos que podrían complicar una evacuación. Se ha concretado que las terrazas se retiren estos días: tienen que estar quitadas a las 21.00  horas. Además, no podrán volver a instalarse hasta el día siguiente. En cuanto al resto de jornada, hasta las 21.00 horas, los establecimientos de la Plaza Mayor podrán hacer uso de las terrazas como es habitual en cualquier jornada del resto del año. Y en el resto de conciertos de la Plaza Mayor.

 

El amplio operativo de seguridad que desplegará la Policía Local, en colaboración con los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado (Policía Nacional y Guardia Civil), incidirá en las proximidades de las zonas y recintos donde se realicen eventos y muy especialmente en la Plaza Mayor.  Al igual que en años anteriores, se intensificarán los controles en los accesos a los mismos al fin de detectar objetos peligrosos susceptibles de ser utilizados contra las personas o bienes. Se eliminará también el tráfico en la calle Correhuela, Plaza del Mercado y calle San Pablo.

 

La Policía Local pondrá controles en los arcos de la Plaza Mayor, como ocurrió el año pasado en el concierto de Alaska, para controlar el aforo total, que será variable durante Ferias y Fiestas en función de los actos. Para los conciertos de máxima afluencia se prevé un máximo de 20.000 personas. Además, un grupo de agentes locales se situará en las balconadas del ágora para obtener en todo momento una visión global y precisa del número de participantes en el evento y evitar posibles avalanchas y riesgos similares.

 

No podrán introducirse a recintos o eventos envases de vidrio, latas, botellas o elementos similares, manteniéndose vigente la prohibición de beber alcohol en la vía pública. En relación a las bebidas, sólo se permitirá el acceso con botellas de agua o similares en material de plástico, sin tapón y con una capacidad máxima de medio litro.

 

Tampoco se permitirá la entrada con bolsos, mochilas o maletines que excedan de las dimensiones 60x30x15 centímetros, ni objetos contundentes o susceptibles de ser utilizados de manera violenta o peligrosa. Asimismo, se prohíben los petardos, bengalas, tracas y material pirotécnico en general. No podrán portarse pancartas, sábanas, mástiles o palos.

 

 

ALCOHOL

 

Por otro lado, se reforzará la vigilancia para proteger la seguridad en la calle y, al mismo tiempo, el consumo indiscriminado de alcohol. El objetivo es garantizar que los actos multitudinarios en los que se prevé la participación de miles de ciudadanos discurran en un ambiente festivo con las máximas garantías de tranquilidad, los mínimos riesgos y sin ningún tipo de incidente. De igual modo, también se efectuarán controles preventivos de alcoholemia y drogas a los conductores. Se mantiene la prohibición de beber en la calle.

 

 

BARRERAS EN TODO EL CENTRO

 

A estas medidas hay que sumar las incluidas en la actualización de las medidas preventivas y de seguridad de la Policía Local de Salamanca que prevén, entre otras actuaciones, la instalación de obstáculos en los principales accesos a aquellos lugares en los que transcurre el acontecer diario de la ciudad y que congregan gran número de personas además de en todos los acontecimientos, espectáculos y actos programados, como los mercados urbanos al aire libre, los fuegos artificiales en la ribera del Tormes o el Real de la Feria en la Aldehuela, por citar solo los más multitudinarios que tendrán lugar durante las Ferias.

Noticias relacionadas