Sin nadie a quien dejar la herencia...