Sin licencia para fallar

‘ATAR’ PARTIDOS. Avenida no puede permitirse tropiezos para recortar distancias respecto a la zona de cabeza.
T. S. H.

La Liga se ha convertido en una particular carrera de fondo para el Perfumerías Avenida que sabe que no debe perder ritmo sea cual sea el obstáculo que se le ponga por delante para no perder las opciones que le restan de situarse en lo más alto o, al menos, de poder aspirar a ser cabeza de serie en los play off por el título. La derrota frente a Rivas de hace quince días alejó ligeramente esa opción pero con casi toda la segunda vuelta por disputarse, aún existen opciones siempre y cuando no se falle y el rival sume algún que otro tropiezo.

Por eso el duelo de esta tarde frente al Cadí La Seu D’Urgell no tiene más objetivo que la victoria y, si es factible, con el menor desgaste posible. El equipo está a punto de sumergirse en un torbellino de encuentros –cuatro en una semana–, que exigirán mucho físicamente a las jugadoras de Jordi Fernández y por eso hay que perseguir las oportunidades para guardar fuerzas. El técnico podrá contar con toda la plantilla, incluida Sancho Lyttle, aunque su intención es tomar precauciones para que, tanto la caribeña como las compañeras que más minutos suman, se desgasten lo menos posible. Le’Coe Willingham y Silvia Domínguez han arrastrado problemas físicos durante la semana y su concurso será vital para los choques de Euroliga frente al Bourges, así que el papel que hoy pueden desempeñar jugadoras como Marta Xargay o Emilija Podrug será importante. La croata se confirmó el pasado sábado como un buen relevo al cuatro y como tal ejercerá hoy en Würzburg. También ofreció buenas sensaciones, al menos en ataque, Podkovalnikova al cinco y también se espera que hoy pueda gozar de muchos minutos. Por fuera, y tras la nueva asignación de roles, De Mondt, Torrens y Sánchez se repartirán minutos y responsabilidades.

Todo frente a un Cadí La Seu que comenzó con problemas la temporada pero que tras reajustar sus piezas y realizar algunos cambios en el plantel ha mejorado notablemente –en 2010 no ha perdido–, y también ha conseguido resultados positivos que le han permitido alejarse de la zona más peligrosa de la tabla. Con las nuevas incorporaciones, principalmente la lusa Sonia Reis, el conjunto catalán ha ganado en rocosidad en el trabajo defensivo y en ataque habrá que tener especial cuidado con las rachas de jugadoras como Castillo o Rosa Pérez.