Sin doce campanadas pero sí con doce uvas...

Los salmantinos que recibieron el año en la Plaza Mayor no pudieron hacerlo con las tradicionales doce campanadas... el reloj del ágora charra se tomó un respiro y la Policía Local fue la encargada de hacer 'sus veces'.

El reloj de la Plaza Mayor de Salamanca no pudo entrar con buen pie en el año 2014... de hecho, no entró porque sufrió una avería que impidió a los salmantinos tomarse las uvas y recibir el nuevo ejercicio con las ya tradicionales campanadas.

 

Un fallo en el sistema sonoro del reloj hizo que los agentes de la Policía Local se vieran obliigados a improvisar un sistema de megafonía para simular las doce campanadas. ¿Cómo lo hicieron?

 

Conectaron un equipo de megafonía de uno de sus furgones con la señal de la televisión para que los cientos de personas que estaban en la Plaza Mayor pudieran comerse las tradicionales uvas para recibir al nuevo año.

 

No en vano, este hecho quedará como una anécdota más que contar a hijos y nietos que provocó las bromas de los allí presentes.

 

Por otro lado, el servicio de emergencias 112 tuvo una noche tranquila ya que no hubo que lamentar accidentes graves ni ningún tipo de suceso de relevancia por lo que los salmantinos disfrutaron y se divirtieron para entrar en un 2014 con esperanza.