Sin calefacción, sin comunicaciones, sin agua caliente: la situación de la Policía Local de Salamanca
Cyl dots mini

Sin calefacción, sin comunicaciones, sin agua caliente: la situación de la Policía Local de Salamanca

Manifestación de los agentes de la Policía Local en la Plaza Mayor de Salamanca.
Ver album

Los agentes denuncian la falta de medios y el deterioro de las instalaciones. "No estamos manifestándonos por dinero", aseguran.

Los agentes de la Policía Local de Salamanca se han manifestado este miércoles de nuevo ante el Ayuntamiento para reclamar mejoras en sus condiciones de trabajo y salariales, pero en la protesta han aprovechado para desgranar algunas de las situaciones que viven a diario por falta de medios materiales. Los sindicatos de los agentes anunciaron una 'huelga de celo' como parte de sus movilizaciones, con la doble fila, los aparcamientos y los horarios de bares como objetivo.

 

La concentración ha coincidido con una mesa de negociación, pero no sobre su conflicto concreto, sino general del Ayuntamiento de Salamanca. Desde que en una asamblea a finales de noviembre los agentes rechazaron la última oferta del equipo de Gobierno, el concejal responsable entonces (Fernando Rodríguez) no ha vuelto a dirigirse a los sindicatos representantes, y tampoco lo han hecho el nuevo edil de policía (Emilio Arroita) ni el nuevo alcalde.

 

"Seguimos con el abandono total y absoluto por parte del Ayuntamiento de Salamanca. En política lo que más se paga siempre es la mentira. Llevamos tiempo diciendo que no se puede prometer una cosa a los funcionarios, seguir aplazándolo y aplazándolo durante mucho tiempo, y cuando llega el momento de fimarlo decir que no se puede", ha asegurado el portavoz del SSPM Javier Gangoso.

 

El portavoz del sindicato mayoritario ha querido explicar por qué se manifiestan, y ha enumerado las carencias del servicio. "No solamente nos estamos manifestando por dinero. Vamos a seguir manifestándonos hasta que se solucionen las cosas. Estamos abandonados. No tenemos vestuario, no tenemos transmisiones después de haber gastado más de dos millones de euros, estamos sin medios para el día a día, utilizando nuestros propios teléfonos móviles para sacar una triste foto...", ha enumerado.

 

"Es un abandono de las instalaciones, en las que no funciona ninguna puerta, no tenemos calefacción, no hay agua caliente... es un abandono absoluto del equipo de Gobierno a su servicio de la Policía Local", ha dicho.

 

 

Lo que piden: no sólo sueldo

 

La mejora de 1.500 euros brutos (no llegan a 90 euros netos en la nómina) propuesta como punto de partida sería sólo parte de la equiparación salarial que piden los agentes desde hace casi un año, el que lleva dándoles largas el equipo de Gobierno. Sin embargo, y al margen de cuestiones salariales, los agentes exigen mejores condiciones laborales en cuanto a equipo y cargan directamente contra la jefatura del cuerpo.

 

Según los datos que ofreció en su día TRIBUNA, cobran hasta 7.000 euros menos que sus compañeros de otras policías locales de Castilla y León, aunque cada cuerpo tiene sus particularidades de servicio en cada ciudad. Incluso han quedado por debajo de las condiciones establecidas este mismo verano para los agentes de la Policía Local de Santa Marta. Y en los complementos cobran la mitad que los agentes de la localidad tormesina: hay cantidades como la de los sábados, 9,50 euros, que están totalmente desfasadas.

 

Según fuentes sindicales, el sueldo neto mensual de un agente que trabaje a turnos, el sistema de organización más habitual y el que se usa en Salamanca, ronda los 1.500 euros/mes, que subirían a los 1.650 euros/mes contando los dos fines de semana que suelen trabajar. Esa cifra se alcanza con el pago de los complementos. A día de hoy, los agentes rasos cobran 9,50 euros por un sábado; 10 euros por una noche; 47,50 euros por un festivo; o 68 euros por un festivo especial como una Nochevieja (tienen varios días de plena disponibilidad al cabo del año). Son cantidades que se han quedado claramente obsoletas.

 

El concejal Rodríguez ha puesto en duda en muchas ocasiones que existieran estas diferencias. De hecho, en las últimas semanas el baile de cifras ha provocado una guerra de comunicados a los empleados municipales, con cruce de notas públicas entre los sindicatos disconformes y el sindicato CCOO. Sin embargo, el sindicato mayoritario de los agentes ha certificado que esas diferencias existen.

Noticias relacionadas