Simula un robo junto a El Corte Inglés para poder cobrar el seguro
Cyl dots mini

Simula un robo junto a El Corte Inglés para poder cobrar el seguro

Calle Alonso de Ojeda, donde se produjo el falso robo

Aseguró que le robaron el bolso en el que portaba un anillo de oro blanco y brillantes que acababa de adquirir y otros efectos personales valorados en más de 2.000 euros.

Agentes de Policía Nacional han detenido a una mujer de 50 años como presunta autora de ilícitos de simulación de delito y estafa, al denunciar haber sido víctima de un robo con violencia o intimidación para poder cobrar de una compañía aseguradora por dos pólizas que tenía contratadas con dicha cobertura.

 

Denuncia del presunto robo

 

El pasado día 22 de enero una mujer formuló denuncia en el puesto de la Guardia Civil de Santa Marta de Tormes en la que reflejó que en la tarde del día anterior, cuando se encontraba hablando por el móvil junto a su vehículo, que tenía estacionado en la calle Alonso de Ojeda, se acercó un varón que le dio un fuerte tirón del bolso, haciéndola caer al suelo y causándole lesiones, aportando incluso un parte facultativo.

 

Según sus manifestaciones, en el bolso portaba un anillo de oro blanco y brillantes que acababa de adquirir en un establecimiento por valor de 1.292 euros, además de otros efectos personales valorados en 2.020 euros y 250 euros en metálico.

 

La investigación policial

 

Las gestiones practicadas en relación con los hechos han permitido constatar que la mujer efectuó la denuncia de unos hechos que en realidad no habían sucedido y que lo hizo con la finalidad de cobrar por dos pólizas de seguro que tenía contratadas, una con cobertura por la sustracción de joyas y otra con cobertura para el dinero y el resto de efectos.

 

Además, se pudo comprobar que la mujer ya había recibido un total de 2.733 euros de indemnización de la compañía de seguros.

 

La mujer ha sido detenida por la simulación de delito y por la estafa a la compañía de seguros el martes 26 de febrero, en las dependencias policiales de la calle Jardines, donde acudió tras ser citada.

 

Tras prestar declaración ha sido puesta en libertad, pero con obligación de comparecencia cuando sea requerida por la autoridad judicial.