Silvia Domínguez y el Mundial: "A nivel personal ha sido duro pero me quedo con sonreír jugando en el último partido"
Cyl dots mini

Silvia Domínguez y el Mundial: "A nivel personal ha sido duro pero me quedo con sonreír jugando en el último partido"

Silvia Domínguez durante el primer entrenamiento de la temporada 2018-2019 (Foto: Teresa Sánchez)

Silvia Domínguez, el 'faro' que guía Perfumerías Avenida, se pone de nuevo al frente tras ganar una medalla por la que ha trabajado, se ha frustrado, ha sabido sufrir para acabar sonriendo. Un aprendizaje más que llevar a su capitanía. 

Perfumerías Avenida ya tiene a toda su plantilla al completo y por fin a su capitana al frente del vestuario. Silvia Domínguez afronta una nueva campaña en el equipo salmantino, como siempre con importantes retos por delante a los que mira cuando apenas se acaba de quitar la camiseta de la selección española con la que ha ganado la medalla de bronce en el Mundial.

 

Un cambio de chip vertiginoso, como reconoce: "Ha sido todo muy rápido y es complicado porque venimos de estar celebrando el bronce y hay que ponerse de lleno en esto con poco tiempo. Lo complicado es que es una nueva dinámica, un nuevo entrenador y poco tiempo porque en pocos días comienza la competición".

 

En tres días se han incoporado hasta cinco jugadoras sénior que faltaban en la que sin duda ha sido la pretemporada más 'particular' de Avenida en las últimas campañas. La capitana sabe que toca pisar el acelerador. "A las compañeras que llevan ya aquí un mes supongo que será un poco de aire fresco, más jugadoras para que juguemos con más calidad y esperemos que vaya todo rápido".

 

Silvia Domínguez habla mientras agarra en su mano la medalla de bronce supone su sexto metal consecutivo en los últimos seis años con la selección. Una presea con un valor especial para ella que por culpa de una lesión vio peligrar su presencia mundialista. "Para mí a nivel personal ha sido de las más duras por lo que he pasado en este mes sobre todo por la frustración de estar entrenando mucho durante un verano para cambiar mi rol dentro de la selección, para coger más responsabilidad y que una lesión inoportuna cambie esa dinámica".

 

Fiel a su personalidad se queda con lo positivo y lo que la vale para futuro. "A la vez miro la otra perspectiva y he tenido la suerte de que me han apoyado desde el día uno para que hiciera todo lo que estuviera en mi mano para recuperar y estar dentro el equipo. Quizás se me pedía un poco más aportar desde fuera, en el grupo se me consideraba importante en eso e intentado hacerlo lo mejor que he podido. Como cualquier jugadora quieres ayudar dentro de la pista y por eso ha sido más frustrante. Me quedo con el último partido, con sonreir jugando en el último partido, aportar y traer esta medalla de bronce a casa". 

 

Seguro que se ha quedado con ganas de 'más pista' en Tenerife y ahora puede sacarse la espina al frente de Avenida porque está recuperada y lista para jugar. "Evidentemente el trabajo es para una misma, siempre queda ahí y no es en vano. En ese sentido con ganas de entrenar, de competir y dejar atrás el tema de la lesión. Estoy bien, evidentemente me falta un poco de rodaje pero seguro que enseguida estoy". 

 

Entre las cosas a las que deberá adaptarse es el cambio en el banquillo aunque sabe lo que se espera de ella y del equipo porque no ha dejado de charlar con Lino López este tiempo. "Hemos estado en contacto durante el verano, aunque es complicado meterse porque estabas con las dinámica de la selección, pero sí para saber las ideas de juego, un poco como lo quería".

 

Lo que sí tiene claro Domínguez es que un año su equipo parte como favorito a todo en España y con aspiraciones en Europa. Toca ir paso a paso y partido a partido aunque "como siempre al final eso es así. Evidentemente creo que va a ser una de las Ligas más disputadas, hay nuevos equipos que vendrán pisando fuerte, se han reforzado bien, tendremos quizás más rivales pero los objetivos seguirán siendo los mismos". 

Noticias relacionadas