Siete personas fallecidas en Murcia, Málaga y Almería tras, triste balance del temporal

Un accidente de tráfico en Madrid deja otras tres personas muertas

Siete personas han perdido la vida, entre ellas una niña de 9 años, en la región de Murcia y en las provincias andaluzas de Málaga y Almería tras las intensas lluvias que durante este viernes han caído de manera torrencial en el sureste peninsular.

Así, en Murcia han fallecido tres personas, entre las que figura una niña de 9 años, mientras que otras tres han perdido la vida en Almería en Cuevas del Almanzora y en Vera y una séptima persona ha muerto en una riada en la localidad malagueña de Álora.

En Murcia, dos personas, una niña de 9 años y un anciano, han fallecido en la pedanía lumbrerense de El Esparragal, según ha informado el delegado del Gobierno, Joaquín Bascuñana. Además, una tercera ha perdido la vida al ser arrastrado su vehículo por un torrente de agua en la pedanía de Sangonera la Verde.

El cadáver ha sido hallado en el interior de un vehículo. La Delegación del Gobierno en Murcia ha explicado a Europa Press que el hombre intentaba cruzar con su turismo la rambla del Reguerón, en la pedanía murciana de Sangonera la Verde.

En esta comunidad, además, la Guardia Civil ha hallado el cadáver de una persona en el interior de un vehículo que había caído por un barranco, en la zona de Los Arroyos, en la localidad de Caravaca de la Cruz, aunque se desconoce si el turismo fue arrastrado por el agua o la víctima llevaba varios días ya fallecida.

OTRAS CUATRO PERSONAS EN ANDALUCÍA
En Andalucía, otras cuatro personas han fallecido en las provincias de Málaga y Almería por causas relacionadas con las lluvias torrenciales.

Así, a última hora de la tarde se ha localizado los cadáveres de dos personas, un hombre 71 años y su esposa, en el interior de un vehículo en Cuevas del Almanzora (Almería) que había sido cubierto por el lodo como consecuencia de uno de los torrentes de agua y barro que han castigado a la pequeña población de Rambla de Guazamara.

El servicio unificado de emergencias 112 de Andalucía y el alcalde de Cuevas del Almanzora, Jesús Caicedo, han informado a Europa Press de que la población de Rambla de Guazamara, perteneciente a Cuevas, ha sido también especialmente afectada por las fuertes precipitaciones y los torrentes de agua y lodo. El dispositivo de emergencia había localizado, de hecho, los restos de un coche hundido en el fango, toda vez que la inspección del vehículo supuso el descubrimiento de estos dos cadáveres.

Se trata de un hombre de unos 71 años y su esposa, ambos vecinos de Águilas (Murcia), pero con una propiedad en esta pequeña población que visitaban asiduamente. Según el alcalde, el vehículo en el que viajaban habría sido "arrollado" por un torrente, motivando la muerte de estas dos personas. "Es una desgracia", ha manifestado.

Asimismo, en esta misma provincia, otra persona, de avanzada edad, ha ingresado cadáver en el Hospital de La Inmaculada de Huércal Overa tras ser evacuada por el helicóptero Helimer 211 de Salvamento Marítimo de la azotea de un residencial ubicado en Vera Playa donde se había refugiado debido a las lluvias. Los datos apuntan a que ha sufrido un infarto de miocardio derivado de una patología previa.

El 112 ha solicitado al Centro Operativo de Salvamento Marítimo (COS) la colaboración de Salvamento Marítimo para acudir en auxilio de tres personas atrapadas en la azotea de un residencial de Vera Playa. El helicóptero ha procedido a evacuar en camilla al varón fallecido hasta el hospital y, posteriormente y tras repostar, ha regresado a la zona para el traslado de las otras dos personas afectadas.

Además, una mujer ha fallecido en la localidad malagueña de Álora y otra más en Almería tras tener que ser rescatada por el helicóptero Helimer 211 de Salvamento Marítimo de la azotea de un residencial ubicado en Vera Playa, en Almería, que ha quedado incomunicado por las inundaciones.

El delegado del Gobierno andaluz en Málaga, José Luis Ruiz Espejo, explicó que la mujer fallecida en Álora perdió la vida por "una inundación, una avenida de agua" que entró en la vivienda de la barriada de El Puente del citado municipio malagueño debido a la crecida del río.

El subdelegado del Gobierno en Málaga, Jorge Hernández Mollar, ha apuntado que mientras su marido sí ha sido rescatado, ella "no ha podido sobrevivir", siendo encontrado el cuerpo frente a una puerta.

ACCIDENTE DE TRÁFICO EN MADRID
La lluvia también puede haber sido la culpable del fallecimiento de tres personas este viernes en una colisión entre dos vehículos ocurrida en el kilómetro 48 de la M-501, a la altura de la localidad de Navas del Rey.

El accidente de tráfico ha tenido este mediodía en este punto de la carretera de los pantanos en el tramo en el que no está desdoblada la vía. Por causas que ahora investiga la Guardia Civil de Tráfico, que podrían estar relacionadas con la lluvia, dos turismos han chocado frontolateralmente.

En uno de ellos viajaban en los puestos de adelante un hombre y una mujer de unos 70 años, que fallecieron en el acto como consecuencia del impacto, tal y como han confirmado los sanitarios del Summa 112 que llevaron al lugar del siniestro, ha informado a Europa Press un portavoz de Emergencias Comunidad de Madrid 112.

En la parte posterior iban tres niños de entre 3 y 11 años, que han resultado heridos leves. Uno de ellos ha sido trasladado al Hospital Clínico y los otros dos al Hospital Niño Jesús de Madrid.

El otro vehículo estaba ocupado sólo por su conductora, una mujer de más de 50 años, que también ha fallecido. Al igual que a las otras dos personas, ha tenido que ser descarcelada de los hierros de su coche por los Bomberos de la Comunidad de Madrid. El golpe ha sido tan fuerte que el turismo ha quedado subido encima del quitamiendos de la carretera.

La Guardia Civil ha procedido a cortar el tráfico a la altura del kilómetro 41 de la M-501, en ambos sentidos, y a desviar los vehículos por otra vía. A las 15.45 horas aún no se habían retirado los cadáveres y los coches, que han quedado prácticamente destrozados, se encontraban también en la vía.