Siete muertos, tres de ellos menores, en las carreteras de Castilla y León en solo cuatro días

Archivo

Los siniestros mortales se han registrado en las provincias de Valladolid, con dos fallecidos, Burgos, con otros dos, y Salamanca, con tres.

Siete personas han fallecido, tres de ellos menores de edad, en cinco accidentes ocurridos en las carreteras de la Comunidad desde el pasado jueves, lo que eleva a 47 las víctimas en lo que va de año.

 

En concreto, los siniestros mortales se han registrado en las provincias de Valladolid, con dos fallecidos, Burgos, con otros dos, y Salamanca, con tres. El año pasado, por estas fechas, el número de muertos era de 63, según han apuntado desde la Delegación del Gobierno a Europa Press.

 

La primera víctima mortal se registraba el jueves cuando una joven de 14 años perdía la vida después de que el vehículo en el que viajaba se saliera de la carretera a la altura del kilómetro 22 de la carretera VA-514, a salida de Torrelobatón (Valladolid) en dirección a Castrodeza. Los efectivos sanitarios sólo pudieron confirmar el fallecimiento de la joven, que viajaba en el coche que conducía su madre, que tuvo que ser evacuada a un centro hospitalario y presentaba una crisis nerviosa tras lo ocurrido.

 

Ese mismo día, a las 21.07 horas, un motorista de 54 años fallecía tras una colisión con un turismo en el comienzo de la autovía A-60, en sentido Valladolid, a la altura de Zaratán (Valladolid).

 

El viernes, fue un camionero de 50 años el que perdía la vida como consecuencia del vuelco del camión que conducía en la autopista AP-1, en el término municipal de Monasterio de Rodilla (Burgos).

 

Ayer, en Burgos, en concreto en el Valle de Losa, un hombre de 45 años fallecía después de caerse de la moto en el kilómetro 22 de la carretera BU-550, en las inmediaciones de San Pantaleón de Losa.

 

Por último, hoy, en el accidente más grave, han fallecido tres personas, dos menores de 17 años -un hombre y una mujer- y uno joven de 20 años, después de que el turismo en el que viajaban se saliera de la carretera DSA-130 (antigua CV-40) a las afueras de Galisancho (Salamanca), a unos doscientos metros pasada la finca 'Carmeldo', en dirección hacia Galinduste.