Cyl dots mini

Siete meses después y sin protocolo, el positivo que evidencia la dejadez ante el inicio de la Liga Femenina

Primer entrenamiento de Perfumerías Avenida.

Perfumerías Avenida sigue un protocolo interno, pero...¿y el resto de equipos? ¿Condiciona el hecho de que la Liga Femenina no sea considerada como profesional? 

Perfumerías Avenida comunicaba ayer a través de un comunicado la suspensión temporal de los entrenamientos de la primera plantilla tras la confirmación de un positivo entre sus jugadoras, concretamente de una de las jugadoras de cantera, quienes han ayudado durante toda la pretemporada al equipo a las órdenes de Roberto Íñiguez. Concretamente, la plantilla se expuso a una nueva ronda de test PCR previamente a la Supercopa y el resto resultaron negativos. 

 

Mientras que la jugadora no presenta ningún síntoma y se encuentra en buen estado de salud, el resto de la plantilla salmantina tampoco tiene ningún tipo de sintomatología. Después de conocer dicho resultado, el club realizó de nuevo test a todas las jugadores y se encuentra en estos momentos a la espera de los resultados para poder viajar a Bilbao con motivo de la Supercopa de España. Pero..ahora bien, ¿está obligado el club a suspender los entrenamientos?

 

Legalmente nada se lo impide, el equipo podría seguir entrenando siempre y cuando la jugadora en cuestión estuviera en aislamiento, pero por responsabilidad y precaución siguiendo las indicaciones de las autoridades sanitarias Perfumerías Avenida decidió suspender los entrenamientos hasta la confirmación en una segunda ocasión de los test como negativos. 

 

Esta situación pone de manifiesto así y una vez más la falta de un protocolo común. En estos momentos Perfumerías Avenida sigue un protocolo interno basado en el que llevó a cabo la ACB cuando decidió a modo 'burbuja' finalizar la liga. Además, el conjunto salmantino también ha tenido en cuenta el protocolo generado por la Asociación de Médicos de Baloncesto y el impuesto por la Supercopa de España a los cuatro equipos participantes.

 

¿Por qué ocurre esto? Por un lado porque en pleno 2020 la Liga Femenina de baloncesto sigue siendo una liga considerada por la Ley del Deporte como no profesional a la espera de que algún Gobierno de el paso y se atreva a reformar dicha Ley y, por otro lado, porque el Consejo Superior de Deportes no ha conseguido que las comunidades y respectivas federaciones se pongan de acuerdo para la realización de un protocolo común. Por no mencionar que en pleno septiembre y tras siete meses desde la declaración del estado de alarma parece no haber habido tiempo para la puesta en marcha de un protocolo. 

 

Ahora bien, el Consejo Superior de Deportes con Irene Lozano a la cabeza ha asegurado que se compromete a "garantizar la actividad deportiva de los casi 5.000 Deportistas de Alto Nivel, de los deportistas olímpicos y paralímpicos; así como a propiciar el retorno de las competiciones femeninas de fútbol y baloncesto en las mismas condiciones masculinas, como prueba de compromiso inequívoco de este Gobierno con la igualdad". Sin embargo...todavía no tenemos protocolo. 

 

Esta falta de un protocolo común de hecho puede llevar a que los equiposs no respondan de la misma manera ante estas situaciones, algo que ya denunció en su día Roberto Íñiguez y que la propia Silvia Domínguez ha mencionado a través de sus redes sociales: "Después de darle unas cuantas vueltas a todo, tengo todavía más claro que o se garantiza un protocolo que exija medidas que estén a la altura o está demostrado que sin obligaciones no estamos todos en el mismo barco". 

 

Esto mismo que lo ocurre a Perfumerías Avenida también le podría ocurrir a Aquimisa Carbajosa, La Antigua y a los tres equipos de Segunda Divisón B. 

 

Muchas preguntas envuelven al deporte actual, pero...¿es necesario incrementar la incertidumbre e inseguridad?

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: